Home

La siguiente nota fue publicada originalmente en el suplemento “En el sofá” de El Magallanes/La Prensa Austral, Punta Arenas, 5 de febrero de 2012.

——————————

El teatro de la realidad

La palabra farándula se ha transformado a lo largo de la historia, tal como lo ha hecho el concepto de “fama”. Denota en sus inicios a las tropas de comediantes ambulantes, mucho más adelante utilizándose como referencia al “mundo del espectáculo” y las “celebridades”, relacionado entonces con la observación pasiva de lo que ocurre en aquel “mundillo” de personas famosas. Sin embargo, y especialmente gracias al desarrollo de la telerrealidad, el concepto se desborda.

Primero, la observación pasiva de la vida privada de personas famosas de todo tipo, no limitándose a aquellos involucrados en el mundo del espectáculo; así, todo “conocido”, sea por sus logros en el cine, el teatro, la música, el deporte o los negocios, pasa a ser centro de atracción. Quizá porque nos gusta ver cómo viven los “ricos y famosos”, nos causa satisfacción, tal vez, ver cómo triunfan y fracasan, cómo aman y odian, en definitiva, cómo sus vidas contienen altibajos “sabrosos” que no somos capaces de reconocer en nuestras propias vidas.

Pero hoy la farándula se ha vuelto completamente circular; es un espectáculo separado que gira en torno a sí mismo. El concepto de “farándula” como el mundillo de los famosos erosionó, para pasar a ser un sistema comunicacional en sí mismo. La farándula es un tipo autónomo de comunicación, en un sentido sociológico. De hecho, la figura del “paparazzi” o la “prensa rosa”, ya no tiene hoy mucho sentido, en un país donde la farándula alcanza tal nivel de sofisticación, penetración social y circularidad. Se trata de un sistema de comunicación autorreferente que no solo es capaz de transformar la información de su entorno (hecho cualquiera), atribuida a actores sociales particulares (personas de interés o “famosos”) en noticia (“escándalos”), sino que el propio sistema produce fama, produce famosos, produce escándalos; y la fuente de información, el combustible de la intriga, el “sabor”, es producido por el propio sistema. No requiere ya una “realidad” de la cual develar escándalos; produce realidad.

Las personas particulares, de carne y hueso, poco importan para el rendimiento de la farándula. La farándula produce farándula, y puede continuar sin Edmundo, Jordi o Luli. Utiliza el mecanismo predilecto del reality, el cual es lucrativo para los canales, por su alta sintonía, mantiene a los televidentes entretenidos, da trabajo y oportunidades a sus participantes y, lo más importante, produce farándula. Los “programas satélite” hoy constituyen por lo menos un 80% del tiempo en el aire del sistema de la farándula, quedando un 10% para los reality, y otro 10% en extinción para intrigas misceláneas acerca de famosos “de verdad” (aunque ya no tenga mucho sentido decir esto). Estos programas, que incluyen los de libre comentario y opinión, así como los espacios en matinales, hablan de sí mismos, inician rumores (sin importar ya, para nada, su asidero en la “realidad”) que luego comentan hasta el hartazgo, y hacen siempre referencia al propio sistema. Todo es escándalo, intriga, fama e infamia de la farándula, creada en la farándula. De hecho, resulta gracioso cuando los panelistas dicen que tal persona “hace de su vida privada un negocio”. ¿Cuál es –les pregunto- la condición de existencia para el “periodista de farándula”?

La farándula no es más la noticia de la vida privada de los famosos del mundo del espectáculo, sino el espectáculo del mundo del espectáculo de la vida privada. Rompe las barreras de lo público y lo privado, y funde al observador y a lo observado.

Posmoderno y contemporáneo en su núcleo, es el teatro de la realidad… Mejor apago la tele y salgo a tomar aire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s