Home

La siguiente nota fue publicada originalmente en el suplemento “En el sofá” de El Magallanes/La Prensa Austral, Punta Arenas, 26 de febrero de 2012.

—————-

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:”Times New Roman”;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

El círculo de la pobreza

He estado leyendo un libro tremendamente interesante, llamado “El banquero de los pobres”, de Muhammad Yunus, donde el autor describe y relata la historia de su gran obra: el Banco Grameen. Se trata de un banco dedicado a entregar microcréditos a personas de extrema pobreza, para darles el capital suficiente para cortar su círculo de pobreza, principalmente mediante el autoempleo y microemprendimiento. Como es el tema del banco, el libro habla mucho sobre la pobreza que el Sr. Yunus ha presenciado con sus propios ojos. Pobreza real y cruda, que sumando y restando, finalmente comparte el elemento central de toda pobreza en el mundo, incluida la de nuestro país: su circularidad.

El problema de la circularidad puede entenderse también como el problema de la reproducción social de la desigualdad. La miseria tiene aspectos absolutos, pero también –y sobre todo- relativos, es decir, decimos que alguien es pobre cuando no le es posible acceder a aquellos bienes y servicios que consideramos básicos para vivir de manera digna en determinado contexto histórico y social, atendiendo a sus derechos y cumpliendo con sus deberes fundamentales. Esta definición, todavía abstracta, hace alusión a ingresos deficientes, pero también a marginalidad social y vulneración de derechos. Este punto es importante: la pobreza no es sencillamente “tener menos” o “no tener”, si no que pasa a ser “no pertenecer”. Sin embargo, en esta definición también se supone una circularidad, un componente, por así decirlo, de no-movilidad social que es estructural, y muy difícil de romper.

Existen historias geniales de superación, como también existen historias de caída en la pobreza. Historias de personas que, por “x, y, z” combinación de factores, fueron capaces de moverse de un extremo a otro en la escala socioeconómica. Pero, para bien o para mal, se trata de excepciones. Muchas veces, sea para darnos ánimo, para ensalzar nuestros propios méritos, o para justificar el hecho de que miles de personas vivan en la miseria, recurrimos a estas historias que ponen gran énfasis en las capacidades/motivaciones individuales. Pero esto muchas veces no sirve más que para defender el antiguo cliché de que los ricos son inteligentes y trabajadores, y los pobres son flojos e incapaces, sin más.

Me gusta el enfoque del Sr. Yunus, y los animo a leerlo. Pienso que él da en el clavo con un enfoque que yo llamaría “bifocal” con respecto a la pobreza: ni un enfoque individualista, ni un enfoque determinista. Para salir de la pobreza se necesita trabajo e iniciativa, pero –especialmente hoy- se necesita oportunidad de poner en práctica ese trabajo e iniciativa. Los microcréditos parecen ser una genuina herramienta para trabajar este problema, que se ajusta a esta definición bifocal, sirviendo para cortar el círculo que sume a una persona en la pobreza. “La plata llama a la plata”, y quien no tiene, paradójicamente es justamente quien no puede pedir prestado para poder tener…

Me gustaría finalizar esto parafraseando una metáfora muy atinada que hace Yunus acerca de la pobreza: una semilla plantada en tierra amplia puede dar lugar a un árbol grande y fuerte, pero la misma semilla plantada en un pequeño macetero dará lugar a un pequeño bonsái.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s