Home

Budín sin frutas

A mí me gusta mucho el café, y a veces me gusta acompañarlo de algo dulce. Un día fui a comprar un queque y tenían unos argentinos –“budines” le llaman ellos- que llamaban mi atención, especialmente uno, que era un simple queque de vainilla. Lo llamativo es que en lugar de decir en el envase “budín de vainilla” decía “budín sin frutas”. Qué curioso, hasta triste, es ser definido negativamente, es decir, por lo que no se es. Igual que el frío y la oscuridad, este queque simplemente existe para nosotros en la forma de no ser algo. ¿Y quién dice que los queques tienen que tener frutas?

En Chile, se define discapacidad, de manera oficial, desde la deficiencia. La propia palabra dice mucho: el prefijo “dis” nos describe dificultad, falta o imposibilidad. Una persona discapacitada es alguien que se encuentra, por diversas razones, dificultado o imposibilitado de funcionar como alguien “normal” en lo físico, cognitivo o social, es decir, en su cuerpo, su actividad y su participación en la sociedad. Una persona discapacitada existe para nosotros en la forma de no lograr ser algo, de no alcanzar un determinado parámetro, un rango de normalidad. Así, hoy en día la ley chilena considera como discapacitados a una serie de personas que poco en común tienen entre sí, más allá de encontrarse por fuera de lo que nos gusta considerar normal. La definición probablemente tiene una buena intención: conseguir recursos, infraestructura, tratamientos y oportunidades especiales para personas que lo necesitan y que probablemente sin esta definición quedarían libres a su suerte.  Sin embargo, también hace mucho daño. Ha ocurrido en el tiempo con el uso vulgar de términos –alguna vez- clínicos como “idiota”, “imbécil”, “retrasado mental”, o “mongólico”. Sí, eran términos clínicos…Su uso se ha tergiversado, pero el daño ya estaba hecho, siempre que se considera al individuo como la fuente del problema, porque algo le falta o algo no tiene.

Hoy en día surgen nuevas definiciones, como “personas con capacidades diferentes”, y para muchos suenan como eufemismos. ¿O acaso no nos burlamos también de las personas “especiales”? Pero enfocarse en la diferencia no es un eufemismo, y puede resultar mucho más útil y respetuoso. Porque a fin de cuentas, todos tenemos capacidades diferentes, y algunos podemos hacerlas notar menos, y otros necesitamos una ayuda algo más dedicada. Cuando yo empecé a usar anteojos, muy chico, me sentí bastante acomplejado y algunos niños me molestaban diciéndome “cuatro ojos” y otras cosas. Fue duro, pero ahora de adultos esas personas entienden la estúpida arbitrariedad con que marcaban la línea entre lo normal y lo menos-que-normal, y les parecería ridículo molestar hoy a alguien por necesitar anteojos con mucha graduación, o frenillos, o muletas, etc.

Pero, ¿dónde sí es correcto marcar la diferencia? ¿por qué no crecemos de una vez con respecto a la “discapacidad” y llamamos las cosas por su nombre? ¿Por qué nos cuesta tanto comprender e incluir la diversidad, la diferencia, y tenemos que ir de a pasitos pequeños, comenzando –siquiera- por leyes anti-discriminación, o por aceptar a un niño con capacidades diferentes en una escuela? Hay diferencias: yo NECESITO anteojos, mi hijo, que tiene síndrome de Down NECESITA estimulación temprana y métodos de enseñanza adecuados, pero ni él ni yo, ni nadie, puede ser definido por lo que no es. Él NO “sufre” de síndrome de Down, ni yo “sufro” de miopía y astigmatismo; son sencillas características de nuestra persona y es nuestro entorno el que puede hacernos o no sufrir por ello, y cuanto antes entendamos todos eso, mejor vamos a estar.

La siguiente nota fue publicada originalmente en el suplemento “En el sofá” de El Magallanes/La Prensa Austral, Punta Arenas, 18 de marzo de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s