Home

“Usted lo oyó. Usted lo sabe. La radio lo dice TODO”

Este debe ser uno de los mejores eslóganes que he escuchado en mi vida. Incluye componentes de culpa, interpelación, dramatismo y un toque de soberbia.

Vamos por partes. No encontré un archivo de audio para adjuntar, pero escucharlo es todo un evento. Es dicho por una voz potente, con una ligera tonada argentina, típica de magallánico que tiene más contacto con el vecino país que sus compatriotas del norte. El “oyó” posee, así, una y “griega” media resbaladiza, que siendo débil de pronunciación en realidad le da fuerza a la palabra, y la alarga un poco.

Hay una pausa después de cada frase, como dando el tiempo al auditor de absorberlas una a una. Cada una de ellas es dicha con la fuerza de una estocada que si alguien me dijera que por cuyas características ha visto a niños y mujeres llorar, yo tendría que creerle. Este impacto auditivo trabaja para lograr imprimir el eslogan en la memoria. Si lo has escuchado, sencillamente no te olvidas de este eslogan. Me es fácil imaginar que hay personas que sueñan recurrentemente con él. La pausa está para dar tiempo de absorción, o quizá sencillamente para dejar respirar entre golpe y golpe.

Todo esto contribuye al dramatismo.

No recuerdo si el eslogan tenía música de fondo; demasiado impactado me deja como para notarlo. A propósito de eso, recuerdo de niño notar con curiosidad el hecho de que a las tandas de noticias, especialmente en la radio, se les acompañe siempre de música de tono dramático. ¿Por qué? Me pareció siempre que ambas cosas no iban juntas, música de película de acción con relato monótono de eventos “aburridos”. Para los adultos, sin embargo, la música surte un efecto inmediato, y en cuanto escuchamos esos tambores electrónicos horribles ponemos un poquito más de atención.

En fin, la forma del mensaje es efectiva; logra que el auditor recuerde, internalice, sea perseguido por el eslogan. Pero el contenido no es menos susceptible a análisis: El auditor es inmediatamente interpelado; se le hace sentir una extraña sensación de culpa por no actuar, hacer algo al respecto de lo que acaba de serle informado. “Usted lo oyó, no se haga el huevón, usted lo sabe.” Al mismo tiempo, cómo no, el auditor siente que se le ha entregado algo valioso, se le ha elegido para confidenciarle información de la cual quizá no todos están enterados. Si escucha el eslogan en su auto, acompañado, tan solo puede incrementarse su sensación de complicidad: Hay otros que también lo saben, hay otros que saben que yo lo sé. Lograr movilizar al receptor es algo a lo que quisiera aspirar todo eslogan.

Y he guardado lo mejor para el final. La radio no se va con medianeses, la radio no deja cabos sueltos, la radio lo sabe TODO. Ya impactados por el principio del mensaje, parecemos incapaces de reparar en la imposibilidad que esto supone. A la radio no le importan las condiciones de posibilidad, la radio declara ser omnisensus a través de su cualidad de omnidictus, ya que quien es capaz de decirlo todo, debe ser capaz de percibirlo todo. Mas en el caso del eslogan, me da la impresión de que la intención no es tanto declarar plena transparencia, como declarar plena omnipotencia. De otra forma, eslóganes más pusilánimes se le ocurren a cualquiera.

Finalmente, mi parte favorita es justamente el sujeto de la oración: “la radio”: LA radio. No es “una” radio, es LA radio. Mediante razonamiento semejante al que me lleva a concluir que el acento del eslogan está puesto en la omnipotencia, pienso que el eslogan no refiere al gremio o sector completo de las entidades radioemisoras. No es como cuando uno dice “pasan puras estupideces en la televisión”. Esta es una radio en particular, que no tiene reparos en reconocerse soberanamente como LA radio. Hombre, ni siquiera TVN se llama a sí misma “LA tele”, y quizá mayores razones tiene para hacerlo.

Conclusión: En esta época de verdades a medias, de tímidos llamados de atención, de cabezas bajas y pieses arrastrados, Radio Polar lleva un eslogan que merece un aplauso, al menos por su dureza de rostro. Lo digo en serio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s