Home

Comunicando, siempre comunicando

Uno de los axiomas de la comunicación es que siempre estamos comunicando. Sea que nos demos cuenta o no, enviamos a otros señales, las cuales pueden ser bien o mal entendidas. En general, las personas hacemos ciertos esfuerzos para asegurar el buen entendimiento de nuestras señales en una conversación o comunicado público, tales como utilizar los gestos y palabras adecuados para el contexto sociocultural en el que nos comunicamos. Para algunas instancias, como la publicidad o los comunicados de gobierno, estos esfuerzos son muy grandes, asegurando efectividad, pertinencia y corrección del mensaje, aunque…no hace falta decir que muchas veces no se dan esas condiciones.

Todo más o menos bien mientras hablamos de hablar o escribir, pero a veces parecemos olvidar que incluso en situaciones en las que no estamos pensando en comunicar, y que nos sentimos más bien desafectados por lo que entendemos como comunicación, estamos siempre comunicándonos. Así ocurre con la conducción vehicular: Nos subimos al vehículo y de pronto nos sentimos separados del medio, como en nuestra propia cápsula de viaje, y perdemos interés y preocupación por lo que pasa “ahí afuera”. Esto es especialmente notorio para los peatones en días de lluvia fuerte, cuando los autos pasan igual de rápido que siempre, haciendo saltar agua como un rompe olas y mojando a medio mundo sin preocuparse. También pasa cuando andamos en moto, o en bicicleta, etc., aunque se podría argumentar que menos, pero el punto es que –queramos o no- tendemos a olvidar las buenas prácticas de comunicación que intentamos mantener al hablar o escribir, o sencillamente ignoramos nuestra comunicatividad.

Seré más específico: cuando conducimos un vehículo tenemos la enorme responsabilidad de manejar un aparato mayormente metálico, en general de enorme peso, a velocidades que vuelven cualquier “encontrón” un evento con altísimas probabilidades de volverse fatal; es realmente de las cosas menos “casuales” que hacemos durante el día. Para evitar “encontrones” con quienes comparten la vía nuestros vehículos vienen con toda una gama de dispositivos de comunicación, como la bocina, los señalizadores, las balizas, la luz de freno, etc. pero además, nuestra propia “conducta”, a modo de comunicación no-verbal indica a otros y les ayuda a anticipar todo lo que estamos a punto de hacer. No es una mera obligación legal, es VITAL que hagamos saber a los demás CLARAMENTE qué es lo que haremos. Por ejemplo, cuando señalizamos antes de doblar es para hacerle saber a otros que vamos a doblar, dándoles la posibilidad de prepararse y tomar decisiones acorde. Sin embargo, si al mismo tiempo nos deslizamos progresivamente hacia la pista opuesta… ¿qué estamos diciendo? Estamos generando confusión que podría bien terminar en un “accidente”.

Junto con comunicar correcta y oportunamente sobre nuestras acciones futuras, también hablamos a otros sobre nuestra actitud hacia los demás al manejar. Por ejemplo, cuando nos “pegamos” al que va delante le quitamos visibilidad, lo ponemos nervioso –¡y con razón!-, pero sobre todo le faltamos el respeto; es una actitud terriblemente agresiva para con el otro, no importa cuánto estemos convencidos de que tenemos la “razón” y el derecho a continuar a exceso de velocidad, y que todos nos dejen pasar. Es una estupidez; es el equivalente a caminar con los brazos extendidos por la vereda, empujando a quienes alcanzamos porque caminan más lento, obligándolos a hacerse a un lado rápidamente. Pero lo hacemos sin problema en auto, especialmente si nuestro auto es más grande que el otro. El punto es que cuando estamos manejando, encerrados en nuestra cápsula personal, tendemos a perder de vista que no solo importa lo que nosotros queremos hacer.

No olvidemos que la calle la compartimos con muchos otros que tienen tanto derecho a manejar por ella y llegar a salvo a destino como nosotros. Comuniquémonos de manera inteligente manejando.

————

Esta nota fue publicada originalmente en el suplemento “En el sofá” de El Magallanes/La Prensa Austral, Punta Arenas, 22 de abril de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s