Home

MOTOGP 2012: Ronda 4, Grand Prix de France, Le Mans

La lluvia, el gran equilibrador

Mientras escribo esto, nieva en Punta Arenas, cubriéndose de blanco las calles y armándose varios espontáneos espectáculos urbanos en los que conductores sin neumáticos con clavos resbalan torpemente, acumulándose en las principales curvas. Autos pequeños, camionetas, 4×4, lo que sea, todos resbalan si se aplica sin suavidad freno o acelerador. La nieve revela a los conductores con experiencia, eliminando en gran parte las diferencias entre vehículos.

Pues, en el MotoGP ocurre lo mismo con la lluvia.

En el enredado circuito de Le Mans llovió todo el fin de semana. Apenas parando por momentos para complicar aun más las cosas, volvía luego a la carga y lograba un escenario de carrera absolutamente mojada, al punto de que muchos pilotos se quejaron de problemas de visibilidad por los violentos chorros de agua que recibían de quien iba delante, e incluso filtración de agua en los cascos, lo que les impedía correr con la más mínima seguridad. Estas condiciones, técnicamente deplorables, suavizan las diferencias entre motos, marcando las diferencias entre pilotos, ya que la potencia completa de la moto es inutilizable, los frenos resultan exagerados, y los tiempos de vuelta decaen (¡en más de 10 segundos!) para todos.

¡Ganó Rossi!

Así comenzó la mañana del domingo, aunque la alegría no fue tan grande como la frase hiciera pensar, pues se trata no del italiano, sino del francés –local de Le Mans- Louis Rossi, corredor de Moto3, quien hizo una carrera valiosa especialmente por su constancia. Los muchachos del Moto3 nunca se quedan atrás en ímpetu, resultando eso en caídas frecuentes entre el enorme pelotón. Esta vez Rossi supo templar la ambición y sencillamente logró terminar una carrera que según él mismo “se hizo eterna”, mientras los tres punteros que llevaba delante fueron cayendo uno a uno: Salom, Faubel, Kornfeil, Oliveria y Viñales. Fue el primer podio y victoria para el francés, quien cantó el himno nacional a viva voz, con un entusiasmo que se extraña en la categoría reina.

En Moto2 la lluvia no cesó, dándonos un espectáculo tremendo. Varias caídas marcaron el comienzo de la carrera, para dar luego lugar a batallas que ya se vuelven típicas entre los punteros. Marquez tuvo una mala partida desde la pole, rondando el final de la primera decena de pilotos, pero se logró recuperar, seguido de Kalio, para acercarse a la punta. Terminó, sin embargo, por caerse, brindando valiosísimos puntos a Pol Espargaró, quien quedó primero en el campeonato ahora, y al ganador de la carrera, otro rival muy potente: Luthi. El suizo sigue tercero en el campeonato, pero redujo enormemente la distancia que le separaba de los dos líderes, tras hacer una carrera realmente espectacular: mantuvo siempre la calma y tras adelantar a Espargaró en las primeras partes de la carrera, no soltó jamás el liderazgo. Redding peleó duro, y era mi candidato en lluvia, pero quedó tercero luego de una gran carrera, detrás de Corti, otro guerrero que recuperó una partida no tan buena de manera magistral.

Le MotoGP

“Ganó Rossi”, sigo pensando. Partiré diciendo que si no ha visto esta carrera, véala, busque repeticiones en televisión, a algún amigo que la tenga grabada, videos de mejores momentos, haga lo que sea para ver el momento histórico en el que Valentino Rossi logra superar en carrera a Casey Stoner en la penúltima vuelta de la carrera, para llevarse el segundo peldaño de un podio que lo eludía desde esta misma fecha el año pasado. Y no es menor, Rossi saliendo segundo fue el mejor resultado de Ducati desde el año 2008 con Toni Elias fuera de lo hecho por Stoner, lo cual no hace sino recalcar, dicho sea de paso, la pasada maestría del australiano en la complicada bestia italiana.

Rossi arrancó la carrera séptimo en la grilla, en tercera fila, logrando su mejor clasificación en un buen tiempo. Desde ahí, rápidamente aprovechó las malas condiciones climáticas para ubicarse en pelea con nuestros dos grandes luchadores de este año, los Tech 3 Dovizioso y Crutchlow. Ya era emocionante verlo correr entre estos Yamaha, a excelente ritmo, intercambiándose puestos, hasta que ambos terminaron resbalando fuera de pista, primero el inglés y más adelante en la carrera el italiano. Los Tech3 terminaron, de todas formas, séptimo y octavo en el orden que los nombré primero, lo cual es evidencia del ritmo altamente superior de este grupo con respecto al siguiente, encabezado por un solitario Héctor Barberá que terminó noveno. No obstante, a Rossi no se le regaló el resultado, ya que antes de estos incidentes él ya tenía el ya ostentaba el tercer lugar, cerca detrás de Stoner. Finalmente, Rossi logra superar a un Stoner que venía perdiendo ritmo hace unas vueltas, probablemente debido al desgaste de neumáticos que resultaba evidente al comparar los suyos –y de Rossi- con los del ganador de la carrera, Jorge Lorenzo.

Stoner dio la mano a Rossi, felicitándolo por su logro, y comentando tras la carrera que apreció que sencillamente llevaba mejor ritmo que él, y que lo pasó de manera responsable, evitando el agrio recuerdo que ambos llevaban en mente de Jerez del año pasado, donde un Rossi, cuya “ambición superó su talento” –en palabras de Stoner- intentó una arriesgada pasada en curva que terminó sacando al australiano de la carrera. Por suerte no ocurrió tal cosa, y Stoner logró mantener su espectacular racha de podios intacta.

En las redes sociales, foros de discusión, y revistas especializadas, las cosas no resultaron tan civilizadas, aduciendo los fanáticos de Rossi que ahí está la muestra de que el italiano no ha perdido su talento y que con una buena moto es capaz de ganarle a cualquiera, y los defensores de Stoner que se trata sencillamente de una excepción gracias a la lluvia, la cual será opacada con las restantes carreras sean estas en seco. Mi opinión es que ambos tienen algo de razón, ya que lo que vivimos este domingo fue excepcional: la fuerte lluvia favoreció al italiano; pero lo hizo porque Rossi es un excelente corredor que sabe manejarse muy bien en lluvia, y porque la lluvia suaviza las diferencias entre motos, dando fuerza al argumento de que “si Rossi tuviera una buena moto…”. Recordemos que los problemas de la Ducati de Rossi se centran hoy en día en una insuficiente confianza en la entrada a las curvas, y en una entrega de potencia demasiado abrupta; en mojado TODOS reducen su velocidad de entrada a curvas, y NADIE puede usar la potencia máxima, sirviendo a Ducati el uso de una curva de potencia pensada para lluvia que en condiciones de pista seca sencillamente convertiría a la moto roja en una moto lenta. En definitiva, el propio Rossi consideró el resultado algo excepcional que espera poder tornar más realista mejorando la moto a lo largo de este año, gracias a las sesiones de prueba en Mugello de esta semana, y la entrada de nuevas piezas de motor para la carrera de Silverstone.

Llueve sobre mojado

Otros no tuvieron tan buena carrera. Ben Spies, por ejemplo, sigue con problemas graves. Partió en segunda fila luego de unas clasificaciones relativamente satisfactorias –por detrás de ambos satélite Tech 3, remarcando el “relativamente”, del lado derecho de la recta, el mismo lado que Randy de Puniet desde la cuarta fila, y ambos patinaron como si hubiera hielo en la pista. Nicky Hayden refirió tras la carrera que por alguna razón ese lado de la recta estaba con problemas graves de tracción. Nuestra suposición en casa fue que es el lado opuesto a la línea común de carrera, por lo que es el lado de la pista que permaneció “sucio” todo el día. Randy de Puniet no logró controlar su fuerte patinada, debido a que aparentemente falló el control electrónico de tracción para partidas de su moto, y sufrió un fuerte highside. Volvió a pits por su segunda moto, ya con una vuelta menos de carrera, pero no logró mucha suerte con aquella tampoco, cayéndose a seis vueltas del final. Una lástima para el francés, que venía con un excelente rendimiento CRT en las sesiones de práctica.

Volviendo a Spies; el tejano quedó en la posición 18 luego de su incidente de partida, y recuperó rápidamente algunos lugares, no obstante tuvo más problemas y finalmente le sacaron una vuelta. Ver a un piloto factory Yamaha a una vuelta menos es algo muy triste y chocante, más encima acompañado de los otros cinco pilotos con una vuelta menos, todos en motos CRT. Pero hay que decir que Spies ha tenido extremadamente mala suerte esta temporada. Primero con una moto descuadrada por dos fuertes caídas en práctica, luego con problemas extremos de “chatter” que no logró su equipo resolver, luego con un entusiasmo y confianza renovada que terminó por hacerlo caer, y ahora en Le Mans con un casco que dejaba pasar tanta agua que el piloto parecía sumergido, y que no le permitía ver nada. Tuvo que pasar a pits para solucionar esto, pero lo perdido no pudo ser recuperado. Ojalá logre recuperarse de esta pésima partida de año.

Quizá no es más que un dato curioso ahora, pero en el análisis de tiempos de vuelta tanto Spies como de Puniet aparecen con promedios mejores que Bautista y Barberá. Esto es excelente para de Puniet, porque significa que con su CRT podría haber batallado con los satélite Honda y Ducati, pero pésimo para Spies, que debería estar rodando al menos como Crutchlow y Dovizioso.

También le llueve sobre mojado a Karel Abraham. El checo solamente ha terminado una carrera este año, y no registra puntos (ni siquiera lo encuentran en la tabla general). Definitivamente ha sido un pésimo año para Abraham, y fue algo doloroso verlo discutir con su equipo después de la carrera de este domingo, la cual también tuvo que abandonar. No se ha pronunciado sobre lo ocurrido, pero suponemos que anda con problemas con su Ducati, ya que si bien no puntero, Abraham suele batallar con las demás Ducati en el tercer grupo y en esta carrera su promedio de tiempo de vuelta fue el peor de todos, por lo poco que le duró la carrera.

Bonitas coincidencias pero no todos felices

Cuentas felices tuvo en cambio Stefan Bradl. El campeón de Moto2 logró un quinto lugar que dejó a él y su equipo muy contentos, y da gusto ver buenos resultados para un piloto que demuestra constancia y trabajo en cada carrera. Su lugar fue, por supuesto, mejorado gracias a las salidas de carril de Dovizioso y Crutchlow, que terminaron detrás de él y de Hayden, pero eso no debe desmerecer el ritmo del alemán. Podría tornarse, de hecho, un posible reemplazo en factory Honda en el 2013 para el saliente Casey Stoner. Habrá que ver.

Delante de Bradl terminó Pedrosa, quien fuera autor de la pole pero que tuvo una carrera complicada. Partió en punta pero rápidamente cedió su lugar a Jorge Lorenzo, luego rápidamente a Stoner, Rossi, y finalmente Dovi y Crutchlow. Corrió más lento que ellos por varias vueltas, distanciándose del grupo, refiriendo tras la carrera que tuvo serios problemas de tracción saliendo de las curvas, y una general falta de confianza. Por supuesto, también le favoreció la salida de los Tech 3 para quedar cuarto y no alejarse tanto de los punteros del campeonato, pero el español espera más para la próxima fecha, en su querida Cataluña.

Hayden terminó muy cerca detrás de Bradl, aunque el americano no hizo demasiados comentarios sobre la carrera, tan solo dando gracias al equipo por el apoyo y disculpas por el resultado. Delante de los Tech 3, no es tan negativo su sexto lugar, sin embargo es claro que el piloto de Kentucky iba por más, sabiendo que la Ducati -por alguna razón que desafía todavía a los ingenieros- se comporta bastante bien en pista mojada. El siguiente Ducati, detrás de los Tech 3, Héctor Barberá, logró un noveno puesto que dejó descontento al valenciano. Lo hace mantener su décimo puesto en la tabla general, pero Barberá siente que puede más que terminar a más de un minuto del ganador de la carrera. Se quejó de excesiva rigidez en los reglajes de su moto, que tornaban la conducción muy peligrosa, patinando incluso con el acelerador cerrado.

Lo mismo para Bautista, quien cierra el top 10 de la carrera, descontento con su rendimiento. Bautista venía excelente en las prácticas, y yo esperaba poder verlo brillar en esta carrera, pero no pudo mantenerse con los demás corredores, y de su octavo puesto de partida cayó al décimo a varios segundos de Barberá. Muy decepcionado, el español, declaró decidir al menos terminar la carrera y lograr algunos puntos, en lugar de arriesgar una caída presionando demasiado fuerte con una moto “fuera de sintonía” con él.

Detrás de Bautista, todos los CRT y…Spies.

Michelle Pirro, compañero de Bautista en la contracara CRT del equipo Gresini, fue un “rezagado” por primera vez en su vida. Sufrió problemas en mojado debido a fallas en la electrónica de su moto, todavía en un estado de desarrollo incipiente a estas alturas, lo que le impidió lograr un buen rendimiento. Terminó 14vo, por delante de un decepcionado Yonny Hernández, que tampoco la tuvo fácil. El colombiano aspiraba a ser el CRT más rápido, y creo que tiene habilidad y moto de sobra para serlo, pero tuvo problemas de visibilidad en lluvia y no fue capaz de presionar lo suficiente como para acercarse al pelotón. Acumuló 1 punto, siendo el último en acumular algo el fin de semana. Una lástima, y estoy seguro que no le sirve de demasiado consuelo haber terminado por delante de Ben Spies esta vez.

El compañero de Hernández, Ivan Silva, fue el último en terminar rodando la carrera, y no es menor, tras haber sufrido una caída a poco andar y demorar un par de vueltas en echar a andar la moto. Nunca logró recuperarse del todo, y rodó bastante lento. Sí, Ivan Silva terminó a dos vueltas de Lorenzo, lo cual marca un triste nuevo precedente en el MotoGP. Misma suerte corrió el australiano Chris Vermeulen, a bordo de la moto del lesionado Colin Edwards. Vermeulen fue piloto de Suzuki en MotoGP, moto con la cual se llevó una victoria en una carrera de Le Mans hace ya 4 años; no obstante, tras sufrir una fuerte lesión de rodilla estuvo ausente del mundo de las carreras durante un buen tiempo, y esta vuelta no fue tan buena como habría esperado. Cabe decir, sin embargo, que su rendimiento promedio fue mejor que el de Espargaró, Pirro, Hernández y Silva, demostrando que el talento lo tiene. Lástima que una mala partida le impidió realmente convertir estos tiempos de vuelta en mejores posiciones. Mattia Pasini, en tanto, logró mantenerse dentro de los que terminaron las 28 vueltas, y no lo hizo mal, logrando el 12vo puesto detrás del CRT más rápido: James Ellison.

Qué gusto me dio ver a Ellison como el CRT más rápido. Sus primeras carreras no anduvieron bien, y comenzaron algunos rumores bastante ridículos que parecían ser verdad: Bird, dueño del equipo, cambiaría para Le Mans –y quizá para más carreras- a Ellison por el piloto de BSB Shane Byrne. Esta decisión no era ridícula por el protagonista, ya que Byrne es un excelente piloto, sino que lo era porque, ¡se cambiaba a alguien con poca experiencia con la moto, por alguien con aun menos experiencia con la moto! Esto no tenía mucho sentido y, por suerte, se revirtió la decisión, representando Ellison el puesto que le correspondía en Le Mans. Y de qué manera lo representó, terminando 11vo detrás –y no TAN lejos- de Álvaro Bautista. Sin duda uno de los mejores tapa-bocas del fin de semana.

Quien no tuvo tanta suerte fue el CRT Danilo Petrucci, a quien yo veía con esperanzas puesto que ha demostrado un nivel bastante sobresaliente en las últimas carreras, no obstante sin lograr concretar su rendimiento con los resultados que esperaría. Tampoco fue esta su carrera, tuviendo que retirarse al igual que en Qatar.

L’espagnol

Por último, me saco el sombrero ante Jorge Lorenzo, quien demostró nuevamente su madurez como piloto al liderar prácticamente desde el comienzo una carrera muy difícil con gran maestría. Lorenzo no se detuvo en ningún momento, y si bien hubo alguna variedad en su distancia con Stoner, jamás fue verdadera amenaza el australiano, desde que el español logró afianzarse como puntero en la primera vuelta. La hazaña de Rossi fue impresionante y sorprendente, pero no puede opacar una gran victoria de Lorenzo, que logra con esta recuperar su primer puesto en la tabla general.

Al terminar la carrera, era notoria la diferencia entre sus neumáticos y los de los demás del podio, brindando nuevas muestras de un estilo de manejo que podría bien significarle la copa este año.

Y a propósito de españoles, no se puede dejar de mencionar el hecho de que con la partida de Stoner a fin de año, queda un puesto abierto en factory Honda. Los rumores comenzaron por declarar a Marquez como dueño de dicha plaza –aunque sea ignorando la regla de que un debutante no puede ir directamente a una moto factory, por lo que es imposible ese panorama-, pero en Honda suena el nombre de Lorenzo para el próximo año. Me imagino que Yamaha querrá aferrarse al español con fuerza, viendo partir más bien a Ben Spies de sus líneas, pero desconozco qué quiere Lorenzo en esta combinación. El hecho de que Honda decidiera por Lorenzo también implica otras consecuencias, puesto que el mismísimo Nakamoto ha declarado que NO habrá dos pilotos españoles en Repsol Honda –¡muy a pesar de Repsol, me imagino!- y, entonces, ¿qué ocurrirá con Pedrosa? Y, ¿podría Rossi terminar en Yamaha nuevamente?

Lo que sigue

Lorenzo recuperó la punta y a 8 puntos de Stoner, lo cual todavía no dice todo, pero es una distancia suficiente como para poder mantenerse primero si Stoner gana una carrera y él sale segundo. Pedrosa, en cambio, va un poco más atrás, a 25 puntos de la punta, por lo que no deja de ser una amenaza, pero tiene que hacer una excelente campaña para lograr algo más que tercero.

El podio parece hasta ahora “asegurado”, ya que los Tech 3 tienen su propia batalla en el 4to y 5to, con Crutchlow 1 punto por sobre Dovizioso, y a 20 puntos de Pedrosa (45 de Lorenzo). Valentino Rossi se acercó peligrosamente a Dovizioso, quedando 6to a solo 2 puntos de su compatriota; si por algún milagro volvemos a ver algo parecido a lo del domingo, quizá lo podamos ver subir más. Pero hoy, lamentablemente son solo esperanzas y bonitos deseos.

Bradl empata con Bautista, y les sigue de cerca Hayden. A 5 puntos está Barberá, quien ha amenazado bastante a estos dos pero no ha logrado concretarlo, y…a 72 puntos de la punta está Ben Spies, el hombre que esperábamos se encontrara a no más de 20 puntos del primer lugar. ¿Será capaz de recuperar esta enorme distancia? Habrá que ver…

Aleix Espargaró sigue siendo el CRT más rápido, y a una distancia sana de Pasini y de Puniet; el listado lo cierran Ellison, Edwards, Petrucci, Pirro, Hernández y Silva, respectivamente. Karel Abraham sencillamente no aparece en el listado.

En medio de la batahola de rumores por los contratos del próximo año, suenan rumores de BMW y Aprilia acercándose al deporte, aunque todavía las fuentes están muy difusas, y acaba de anunciarse el trabajo de Suzuki en un prometedor prototipo para el MotoGP del 2014. Pueden ver algunas fotos en SoloMoto y en: http://www.cycleworld.com/2012/05/22/spied-2014-suzuki-motogp-prototype/

Algunos números

El circuito de Le Mans suma 4.180 metros de recorrido, siendo dos metros más corto que el de Estoril, y bastante más enredado, lo que se especulaba sería favorable para las Yamaha. Cuenta al igual que Estoril con 4 curvas a la izquierda y 9 a la derecha.

En esta oportunidad se rodaron 28 vueltas, de las cuales la más rápida en carrera fue de Valentino Rossi, en la vuelta nº21(1’44.614), y la más lenta –excluyendo la primera vuelta- de don Chris Vermeulen, en el segundo giro (1’59.438). El tiempo promedio de vuelta general para la carrera fue de 1’48.746. Los tiempos de vuelta promedio fueron disminuyendo progresivamente a medida que dejaba de llover un poco, habiendo más de 5 segundos y medio de diferencia entre el promedio de la segunda y de la última vuelta. Los promedios de vuelta en carrera, eso sí, fueron más de 12 segundos más lentos que en la sesión de clasificaciones en seco del día sábado; siendo la vuelta más rápida realizada por Rossi en carrera más de 11 segundos más lenta que la vuelta que le dio la pole position a Pedrosa el día anterior. Tan solo 12 de los 21 pilotos en la grilla giraron las 28 vueltas de carrera.

Las CRT fueron en esta carrera en promedio 2.897 segundos más lentas que las prototipo, siendo similar ese número a la diferencia promedio entre Lorenzo, ganador de la carrera, y Ellison, el CRT más rápido de la jornada. Las condiciones climáticas y lo apretado del circuito parecían poder dar a las CRT algo de ventaja esta vez, debido a que tienen bastante menos potencia, sin embargo no ocurrió así, en parte debido al poco desarrollo de la electrónica de estas motos con respecto a las altamente desarrolladas prototipo.

La velocidad máxima alcanzada en recta fue bastante menor que en la pista anterior, debido a una recta más corta de solo 674 metros, y lo mojado de la pista, sin embargo de todas maneras fue una impresionante marca de 295 km/h lograda por Cal Crutchlow y su Tech 3 Yamaha.

Le mans fue la victoria nº 40 para Lorenzo, el podio nº 176 para Rossi, y continuó la racha de podios seguidos para Stoner, alcanzando el impresionante nº 19 sin pausa

La próxima carrera es en Cataluña, España, el domingo 3 de junio.

No te pierdas Patagonia Racing los martes a las 10:00 pm en la pantalla de ITV Patagonia, para ver el comentario de carrera.

Para el “inside” del MotoGP y otros campeonatos de las dos ruedas, sígueme en Twitter: @nharambour

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s