Home

MOTOGP 2012: Ronda 6, British Grand Prix – Silverstone

 

English weather

Bueno, ya está re contra dicho que el clima es protagonista en esta temporada del MotoGP. Nuevamente en Silverstone, a pesar de la época del año, Inglaterra ofreció una buena dosis de clima impredecible y cambiante. El año pasado esto resultó en un aguacero impresionante, al estilo Le Mans de este año; pero ayer por suerte el día de carrera tuvimos pista caliente y buen clima. Una dosis no despreciable de viento, eso sí, “obligando” al equipo de Honda Gresini a agujerear la parte superior del carenado para evitar los golpes de viento… no hubo ingenieros lastimados en el proceso.

El problema es que con lo cambiante del clima fuimos espectadores de la misma incertidumbre que viene acosando al campeonato este año, con decisiones cruciales –y de último minuto- respecto a qué neumáticos elegir para correr, por ejemplo. Nicky Hayden es un caso extremo, quien estaba sentado en su moto con neumático trasero duro en la grilla, hasta que decidió con su equipo cambiarse al blando, minutos antes de partir.

En fin, Inglaterra es un lugar bien particular en cuanto al motociclismo, ya que contiene una importante masa de fanáticos e involucrados directos –muchos de los comentaristas y relatos más célebres del deporte son ingleses-, pero los pilotos parecen no lograr nunca el máximo éxito en carrera. A pesar de los antecedentes, este año los británicos pueden jactarse de tener un par de ases bajo la manga, tales como Scott Redding en Moto2 y el carismático Cal Crutchlow en MotoGP, a quienes desde luego esperaban ver victoriosos –o, al menos, parados en el podio- en su carrera local.

Scott Redding logró una batalla espectacular contra el niño de oro de su categoría, Marc Marquez, consiguiendo superarlo por el segundo peldaño del podio, detrás de un excelente Pol Espargaró. Cal Crutchlow, en tanto, es otra historia…

El bautizaso

Crutchlow se dio un palo tremendo en las prácticas libres, y lo que al principio pareció un golpe duro que traería molestias y nervios pero no mucho más, terminó siendo una fractura de tobillo. Esto obligó a Crutchlow a perderse la sesión de clasificaciones del sábado, no obstante el inglés insistía en querer descansar ese día lo más posible para entrar a correr el domingo –muy a pesar del diagnóstico médico.

Stefan Bradl también se cayó fuerte en prácticas, pero por suerte esto no le trajo mayores complicaciones. Karel Abraham, en tanto, decidió quedarse fuera de Silverstone para no agravar una lesión en su mano producto de problemas que tuvo en las pruebas de Aragón.

Eso nos dejó con 19 pilotos en las sesiones clasificatorias, que participaron en una sesión fría y húmeda que resultó bastante complicada. Primero, Valentino Rossi se cayó en la curva que lleva su nombre, entrando a la chicana que precede a la recta final, destrozando su Ducati y mostrándose visiblemente furioso. Y no es para menos, ya que fue una de esas caídas que dan rabia; a poco inclinarse perdió tracción en la delantera y se vino con un latigazo al piso, golpeándose la cabeza en el pavimento. Lo peor es que un rato más tarde le ocurrió precisamente lo mismo a su compañero Nicky Hayden, en el mismo lugar. Ambos volvieron y Hayden logró la séptima plaza de partida con un tiempo decente, mientras que Rossi apenas la décima, con tiempos más parecidos a los CRT más rápidos. Empezaba un pésimo fin de semana para el italiano…

Pero quien otorga el título a este acápite es Álvaro Bautista. En este caso no por indisciplinas nocturnas previas a la carrera, sino porque el español fue beneficiado con una bonita mezcla de oportunidad y suerte, al marcar su mejor tiempo temprano en la sesión, mientras que los demás lo tomaron con un poco más de calma y vieron perdida la oportunidad de mejorarlo cuando las condiciones climáticas amenazaban. Así, el español logró su primer pole position en el campeonato, muy aplaudido por su fanaticada.

Race

La grilla fue un poco atípica en general, lo cual dio lugar a una buena primera fracción de carrera. Ben Spies, quien partía segundo en primera fila, tomó el “holeshot”, posicionándose primero durante las primeras cuatro vueltas. Todos cruzábamos los dedos para que no cometiera un error que le hiciera perder esta positiva partida y se viniera nuevamente al suelo, pero no fue necesario eso, ya que sencillamente su rendimiento empezó a decaer, ocasionando un atochamiento –usando esa palabra muy sueltamente- en el grupo líder, lo cual le permitió a su compañero de equipo, Jorge Lorenzo, recuperar distancia con el primer grupo tras una partida menos que espectacular rondando el cuarto y quinto puesto.

Finalmente Spies fue superado por un Stoner que no lo dejó respirar en ningún momento, y un poco más tarde por Álvaro Bautista y Jorge Lorenzo. Se fue largo en una curva en el octavo giro, perdiendo por unos instantes su puesto a un agresivo Andrea Dovizioso, y un Pedrosa que extrañamente tuvo una mala partida; cosa poco típica para el pequeño español. Logró recuperar su posición, quedando en quinto, su mejor resultado en el año, aunque ciertamente un poco decepcionante luego de su espectáculo de las primeras vueltas. Se quejó de una goma trasera destrozada que simplemente no le dejó mantener sus tiempos de vuelta.

Stoner corrió fuerte para pasar a Spies, y siempre supimos que lo lograría, pero su moto sufría vuelta tras vuelta un horrible “chattering” en el tren delantero –causado, se presume, por los nuevos neumáticos Bridgestone más blandos de este año-, lo cual no le permitió nunca escaparse. Cuando llevábamos 10 vueltas, justo a la mitad de la carrera, Jorge Lorenzo logra finalmente pasarlo, y el español sí fue capaz de alargar distancia frente al australiano, demostrando una maestría y fineza que le dio la victoria de ayer, y dando luces del excelente trabajo que ha hecho Yamaha en la M1 de este año.

Lo segundo que más me gustó de esta carrera fue ver que los dos primeros grupos de pilotos corrieron bastante cerca durante gran parte de esta. Esto nos dio un intercambio de puestos interesante entre los siete primeros, un poco más al estilo Moto2 –aunque eso sería harto pedir. Álvaro Bautista, por ejemplo, demostró que lo suyo no fue un simple golpe de suerte, logrando acechar a Casey Stoner con firmeza, y más tarde solo perdiendo levemente su puesto en el podio ante un recuperado Dani Pedrosa, pero nunca perdiendo de vista a los líderes. Excelente carrera de Bautista, un piloto que muestra el talento que lo llevó a ganar en las categorías más chicas y que lo hace merecer su espacio en la grilla. Podría haber sido su primer podio, pero definitivamente su cuarto lugar fue una excelente noticia para él y su equipo.

Pedrosa y Stoner lograron el cuarto doble-podio de Honda para esta temporada, aunque ambos salieron de Silverstone con sentimientos encontrados. Pedrosa estuvo contento de recuperarse de una mala partida y de obtener podio en un circuito históricamente complicado para él, pero se quejó nuevamente del “chattering” ocasionado por las nuevas gomas blandas. Lo mismo recalcó Stoner, un tanto decepcionado de no poder tener un ritmo tan fuerte como le gustaría; incluso refirió sentir temor de ser sobrepasado por su compañero de equipo, al perder rendimiento cada vuelta a causa de un neumático muy gastado, especialmente en su cara izquierda. Es preocupante para Stoner, desde luego, tras tener él y Pedrosa dos partidas muy diferentes.

El cuarto hombre Honda de ayer fue Stefan Bradl, quien tuvo una carrera modesta, terminando encapsulado en su propio grupo en el octavo puesto. Bradl sigue sufriendo por un problema en su mano izquierda, que le impide tener buen control del embrague una vez avanzada la carrera y aumentado el cansancio.

Ducati struggles

Bueno, no llovió para Ducati. El día de ayer fue ciertamente decepcionante para los hombre de rojo, aunque esto con mayor intensidad para Valentino Rossi, a quien extrañamente apenas escuchamos mencionar durante la carrera. El italino estuvo rondando el décimo puesto, luchando por breves momentos con Bradl, y logrando finalmente pasar a un Barberá que tuvo una decente partida y clasificación en sexto lugar. Pero si no es por la salida de Dovizioso esto solo le sirve para salir décimo. Su noveno lugar vino tras un día complicado; perdió la delantera dos veces, casi viniéndose al piso, rompió un tubo de escape en las primeras vueltas, y sencillamente nunca encontró solución a su falta de confianza en la delantera.

Su compañero Nicky Hayden terminó a más de 20 segundos de él, en séptimo lugar, luego de una buena partida en la que peleó de cerca con el primer y el segundo grupo. Hayden suele andar mejor en Silverstone que Rossi, pero el americano eligió el neumático trasero blando a diferencia del italiano, el cual quedó rápidamente reducido a goma derretida, perdiendo completamente sus posibilidades de mantenerse competitivo. Aun así, le fue mucho mejor que a Rossi, y mejor que a Héctor Barberá, y redujo la distancia de Ducati con respecto a la punta de carrera, en seco.

El equipo Pramac Ducati se mostró decepcionado con el resultado de ayer. Lo mismo su piloto, Héctor Barberá, quien esperaba más con su buena posición en la grilla. Al igual que muchos ayer, su problema se redujo principalmente a un acelerado desgaste de la goma trasera. Terminó décimo, como el segundo Ducati más lento, contando a Karel Abraham, que tuvo su moto estacionada todo el fin de semana…

Vice-versa Tech 3

Los muchachos de Yamaha Tech 3 tuvieron las dos experiencias más inversas imaginables. Andrea Dovizioso tuvo una partida rápida desde el octavo puesto que pronto lo posicionó cerca de Jorge Lorenzo en la sexta plaza y le dio buenas posibilidades de luchar por el podio. Venía agresivo y estuvo en el cuarto puesto, con Bautista y el podio en sus planes de mediano plazo, no obstante en la novena vuelta se vino abajo, justo en un momento en el que –según declaró- sentía plena confianza en la moto y en sus capacidades de acercarse a la punta. Se levantó de la caída pero tenía la manilla de freno destrozada, por lo que tuvo que pegarse una vuelta por pits. De ahí volvió a la pista, pero no logró los 20 giros. Una verdadera pena para un piloto fuerte que podría haber tenido su segundo podio con Yamaha.

Entonces, ¿qué queda para Crutchlow?

Crutchlow logró buenos tiempos en las sesiones de práctica, por lo que tuvo derecho a correr a pesar de no participar de las clasificaciones (el campeonato exige un rendimiento no peor a 107% del tiempo de vuelta líder), partiendo en el último lugar de la grilla.

Y lo suyo fue lisa y llanamente heroico. El cuerpo médico en pista no quería dejarlo correr, por su tobillo roto, y según el inglés fue más doloroso el set de pruebas físicas que le exigieron los médicos para que lograra con su pie que la carrera misma. Pero corrió, y desde el último último puesto fue pasando a los CRT como si fueran conos, sosteniendo tiempos de vuelta similares a los sostenedores del podio. Al finalizar la primera vuelta, para Crutchlow ya solo restaban Pirro y Espargaró de los CRT. Al finalizar la segunda, ya se acercaba a Valentino Rossi. Restando nueve vueltas ya había superado a Barberá, Rossi y Bradl, y veía lejano a Nicky Hayden. Pero, lo que hace la garra, siguió dándole hasta que superó a Hayden y quedó con el sexto puesto.

Simplemente brillante, Hollywood ha hecho películas por menos.

Claiming Rule Teams

¿Cuándo cambiarán el nombre?

La de ayer no fue una buena carrera para las CRT en general. Hazañas como la de Crutchlow, además, muestran que definitivamente estas motos están a años luz de poder competir siquiera con los equipos satélites. Aunque hay que ser justos, que las Tech 3 están comportándose casi como Yamaha factory, pero igual están muy lejos las CRT de poder pelear con las Ducati satélites, al menos.

Dicho esto, el más rápido fue nuevamente Aleix Espargaró, superando por muy poco a su compañero Randy de Puniet, tras una batalla que duró toda la carrera. Michelle Pirro anduvo cerca de ellos, pero finalmente no tuvo el rendimiento necesario como para pegarse lo suficiente a este grupo, quedando en 13ero detrás de los hombres de Power Electronics Aspar. Un poco más atrás pelearon el local James Ellison y nuestro compañero de continente Yonny Hernández. Todavía echamos de menos ver a Hernández como el CRT más rápido, a bordo de su Kawasaki, pero fue positivo ver que estuvo dentro del rango de pilotos que obtuvieron puntos para el campeonato en esta carrera.

Edwards tuvo una mala carrera, declarando tener una completa falta de sensación con su moto, con la principal dificultad siendo la incapacidad de su moto de doblar sin perder mucha velocidad. Terminó en el puesto 16, significativamente más atrás que Hernández.

Tampoco supimos mucho del carabinero Petrucci ni de Ivan Silva, quienes terminaron lejos del propio Edwards, y separados entre sí. Mattia Pasini, en tanto, tuvo una buena participación cerca de Ellison y Hernández, pero problemas en su moto lo obligaron a abandonar, restando más o menos un tercio de carrera.

And then…

El campeonato permanece bajo el liderazgo de Lorenzo por el momento, ahora con una ventaja de 25 puntos por sobre el australiano Casey Stoner. Esto significa un aumento de la ventaja que le llevaba antes de Silverstone, lo que hace que Stoner se muestre un poco más preocupado tras esta carrera, estando ya recorrido un tercio completo de la temporada de MotoGP 2012. No obstante, la preocupación principal de Stoner, y de Pedrosa (tercero a 14 puntos de Stoner), es la ventaja que se está marcando entre la M1 de Yamaha y la RC213V de los hombres de Honda, en particular frente al cambio a neumáticos Bridgestone más blandos para este año. La firma japonesa habría fijado a Silverstone como la primera fecha en la que ya no estarían disponibles las gomas del año pasado. Esto es aceptable, sin embargo por lo que se puede considerar un serio problema de gestión, no hubo suficiente disponibilidad de las gomas actuales a principios de este año como para darle una justa posibilidad a todos los equipos de construir su moto en torno a ellos. Así, las Honda están sufriendo serios problemas de chattering con la reducida estabilidad que proveen las gomas más blandas, y tendrán que realizar serios cambios de chasis para poder contrarrestar esto.

Tras su hazaña, Crutchlow recupera el cuarto puesto, quedando lamentablemente muy lejos de Pedrosa, y 6 puntos por delante de su compañero de equipo, Andrea Dovizioso. A este lo siguen muy de cerca, a dos puntos ambos, Valentino Rossi y Álvaro Bautista. Desde este, son 7 puntos hasta Stefan Bradl en octavo, y dos puntos más para Nicky Hayden en noveno. El top 10 lo cierra Héctor Barberá, ya más lejos a 12 puntos.

Ben Spies acorta su distancia con respecto a Barberá, quedando a 2 puntos de ser décimo, y le sigue el CRT más rápido por varios puntos, Aleix Espargaró.

¿Qué traerá el futuro?

Ya se va estrechando el juego de sillitas musicales para el año 2013. Jorge Lorenzo acaba de firmar por dos años más con Yamaha antes de este fin de semana, en lo que considero es una sabia decisión. Honda le habría ofrecido montos bastante impresionantes, pero el español declara tener sentimientos con Yamaha que van más allá de ofertas económicas.

Tech 3 ya tiene una silla fijada para Bradley Smith, quien llegaría como novato desde el Moto2. La incorporación de este muchacho ha levantado varias cejas, incluida la de Cal Crutchlow, quien afirma que este hecho ha facilitado su decisión de irse del equipo el próximo año, obviamente aspirando a una moto factory. No puedo sino estar de acuerdo con Crutchlow; nada en contra del Sr. Smith, pero con dos pilotos excelentes en casa, buscar deliberadamente a un joven piloto que en su categoría poco ha subido más allá del décimo puesto no parece muy razonable, especialmente habiendo varios mejores candidatos entre esas líneas, como el hermano de Espargaró, Redding o Ianonne, por mencionar a algunos.

Valentino Rossi se muestra especialmente ambiguo respecto a sus planes. Todo el mundo quiere verlo fuera de Ducati para el próximo año, y Rossi no ha sido explícito respecto a sus intenciones, y se ha limitado a decir que el foco ahora está en mejorar la Desmosedici. Sigue siendo una incógnita su futuro, pero con la firma de Lorenzo se hace casi imposible verlo en Yamaha formando nuevamente el “dream team” poco amistoso de finales de la década pasada, y parece que su apuesta estaría en todo caso en una moto satélite provista por Honda.

¿Por qué no una Honda factory?

Las razones son complejas. Además de que Rossi no terminó en buenos términos con Honda al irse de la marca, y de echarles un poco de tierra en su autobiografía, pareciera que Honda ha logrado un trabajo magistral de lobby para conseguir que se vaya a piso la famosa “rookie rule”, y podrían contar con Marc Marquez en sus líneas para el próximo año. Además, Nakamoto ha declarado tener interés en seguir con Pedrosa…pero también ha declarado no querer dos españoles en su equipo. Bueno, ya veremos, pero Repsol pone buen billete, y Repsol qué más querría que mostrarse con dos españoles, apuntando de lleno a su mercado objetivo.

Respecto a la “rookie rule”; parece un tanto injusto que se cambie toda una regla para favorecer a un piloto, pero algo de sentido tiene el cambio, y eso se muestra también en las declaraciones de la gente de LCR y San Carlo Gresini. La cuestión es más o menos así: si Marquez se viera obligado a aterrizar en un equipo satélite, obligaría a estos a perder a un piloto valioso (Bradl ya firmó con LCR), y el joven español traería consigo el auspicio de Repsol. Esto quebraría la relación entre LCR y ELF, y San Carlo Gresini y Castrol, respectivamente, y lo haría en vano, puesto que está más que claro que Marquez continuaría entonces al equipo de Honda Repsol, generando además un enorme vacío de recursos.

La política nunca ha sido sencilla…y habrá que ver si el niño maravilla del Moto2 cumple con las enormes expectativas que se han puesto sobre su llegada al MotoGP el próximo año.

Some numbers

Silverstone es un circuito largo y complicado. Alcanza los 5.900 metros de longitud, distribuidos en 8 curvas a la izquierda y 10 a la derecha. Similar a lo que ocurría en Catalunya, las curvas presentan desafíos asimétricos para los neumáticos, por lo que en este caso las ruedas traseras tenían un compuesto de dureza media en el lado derecho, independiente de si los pilotos elegían la rueda trasera media o blanda. Cabe decir que solamente Valentino Rossi eligió la rueda trasera 100% de dureza media, mientras que el resto utilizó la blanda-media. Irónicamente, muchos se quejaron de fuerte desgaste en el lado izquierdo, ya que al parecer hubo cierta sobredimensión del grado de asimetría del desgaste, siendo ese lado demasiado blando.

La longitud del circuito exigió solamente 20 vueltas, siendo la más rápida en carrera la de Jorge Lorenzo en su tercer giro, tal como en Catalunya. Su tiempo fue de 2’02.888. La vuelta más lenta, sin contar la lentísima vuelta de Pasini cuando se percataba de problemas con su moto que lo hicieron abandonar, fue el último giro de Danilo Petrucci, marcando un tiempo de 2’11.235. El tiempo de vuelta promedio para todos los pilotos, sin contar la primera vuelta, ni la mencionada vuelta de paseo de Pasini, fue de 2’05.902, con una desviación estándar bastante más baja que en Catalunya (1.889 milésimas de segundo), ya que en general los pilotos tuvieron menos inconvenientes, logrando tiempos algo más consistentes en términos globales.

El promedio de vuelta de Lorenzo fue de 2’03.631, más de 5 segundos más rápido que el promedio más lento (de Ivan Silva, con 2’09.174). En cuanto a la diferencia entre Lorenzo y el CRT más rápido, nuevamente Espargaró, esta fue de 2.691 milésimas de segundo, superando lo visto en Catalunya. Esto obviamente es un antecedente negativo en cuanto a la competitividad de las CRT, pero también hay que considerar que Silverstone es un circuito mucho más largo que el de Barcelona, por lo que los márgenes globales tienden a agrandarse.

(Hablando de tiempos de vuelta, al observar los datos, se puede ver que las actuales Moto2, motos con motor Honda de 600cc, están girando en tiempos similares a las 500cc de los últimos años. Es un antecedente realmente impresionante, considerando que todavía muchos ex pilotos tiemblan al oír hablar de estas peligrosas máquinas que se usaban antes de la llegada de los cuatro tiempos al MotoGP.)

Tan solo 18 pilotos terminaron los 20 giros de carrera, debido a la salida forzada de Pasini, la caída de Dovizioso y la lesión de Abraham.

La velocidad máxima alcanzada en la recta de 770 metros de Silverstone la logró Dani Pedrosa, con 323 km/h camino a la primera curva.

Siempre hay celebridades de distinto tipo en las carreras del MotoGP. En Silverstone pudimos ver al gran Giacomo Agostini. La leyenda italiana es la única persona que ha ganado más carreras y campeonatos de MotoGP que Valentino Rossi (contando las categorías menores), con 122 victorias y 15 trofeos de oro, versus las 105 victorias y 9 trofeos de Rossi. No obstante, si contamos solamente la categoría reina, Rossi ha ganado más carreras, puesto que 79 de sus 105 son en 500cc/MotoGP, así como lo son 7 de sus campeonatos. Agostini tiene 11 campeonatos en categoría reina, y unas nada despreciables 68 carreras en lo más alto del podio. Un grande, realmente.  

La próxima carrera es en la “catedral” de Assen, Holanda, el día sábado 30 de junio. Ojo que escribí sábado a propósito, ¡no la dejes pasar!

No te pierdas Patagonia Racing los martes a las 10:00 pm en la pantalla de ITV Patagonia, para ver el comentario de carrera.

Para el “inside” del MotoGP y otros campeonatos de dos ruedas, sígueme en Twitter: @nharambour

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s