Home

MOTOGP 2012: Ronda 9, Gran Premio D’Italia – Mugello

Permanezcamos unidos

Mugello es una pista muy especial. Esta fecha marcó la mitad del campeonato 2012, y qué mitad. Ya pasados de la novena fecha, podemos ir viendo cómo se perfila el campeonato y qué podemos esperar para el futuro. Obviamente, todavía queda un buen trecho para el final, pero ya las cosas toman forma.

En Mugello Valentino Rossi tiene la tradición de mostrar un nuevo diseño de casco, generalmente haciendo alusión al pueblo italiano. Pudimos ver en años anteriores el gran ojo, o el famoso diseño con la cara de Rossi gritando como loco –expresión que según el piloto es la que tiene cuando transita por la temeraria chicana en bajada de Mugello. Para este año, Rossi hizo un casco con la aparición especial del cantante y anfitrión italiano Gianni Morandi, y la frase que éste popularizara en el tradicional festival de San Remo “Ristamo uniti” (permanezcamos unidos).

¿Quiere decir esto que Rossi seguirá en Ducati? ¿Es un mensaje al pueblo italiano para permanecer unidos para hacer frente a la actual crisis económica? ¿ante el devastador terremoto? Cada uno tiene su versión, pero todavía no sabemos nada definitivo, y al carismático piloto tano le gustan estos misterios.

Quienes sí permanecen unidos son Pedrosa y Honda. La marca del ala confirmó y anunció el contrato de Pedrosa y Márquez para el próximo año, borrando con el codo lo dicho hace un tiempo de que querían evitar tener un equipo de dos españoles. Pero Repsol pesa, Dorna también, y la verdad es que con la imparable dominación española del deporte, no es tan raro ver a dos españoles subidos en una de las motos más poderosas de la grilla.

Pedrosa vio así confirmado su favoritismo en HRC, y ha hecho un buen trabajo estas últimas carreras para honrar esas impresiones. Ganó magistralmente en Sachsenring, y terminó segundo en Mugello, sin poder nunca realmente alcanzar a Lorenzo, pero sí manteniendo un ritmo claramente superior a Dovizioso y Bradl, quienes lucharon toda la carrera por el tercer peldaño del podio.

Los otros que permanecerán unidos son Lorenzo y Yamaha. Y qué dupla. Lorenzo ha madurado como corredor en los últimos años, y esto se muestra tanto dentro como fuera de la pista. Junto a Yamaha este año han logrado una moto muy competitiva –quizá la más fuerte actualmente, pero sobre todo hay que destacar la lisa y llana perfección con la que anda Lorenzo. De hecho, hasta ahora lleva en sus resultados manifiesta esta consistencia, no terminando más bajo que segundo –¡salvando la salida de carril ocasionada por Álvaro Bautista en Assen!- , logrando consolidar en Mugello su ventaja en el campeonato. Muchos hacen el paralelo con la estrella del tenis, Roger Federer, por su estilo perfeccionista, consistente. Lorenzo puede no ser el más espectacular o el que haga LA vuelta más rápida del circuito, pero TODAS sus vueltas son rápidas y esa consistencia es claramente premiada.

En Mugello Pedrosa tuvo la holeshot, pero rápidamente Lorenzo lo pasó cuando su compatriota se fue algo largo en curva, y no lo volvieron a ver. En la primera fracción de la carrera, Lorenzo era el único en hacer tiempos de vuelta por debajo del 1’48, y cada vuelta su ventaja se acrecentaba. No se escapó de igual forma que Pedrosa en Sachsenring, pero su liderazgo fue sólido y la carrera fue suya desde la primera vuelta. Simplemente espectacular.

Al otro lado del espectro estilístico está Casey Stoner. Stoner es comparado con Rafael Nadal. Con un estilo fuerte, es un piloto más intenso. No es raro que Stoner sea de los que giran menos vueltas en sesiones de práctica y clasificaciones, quedando sin embargo con los mejores tiempos. No obstante, es equivocada la visión que tienen algunos de que Stoner es “rápido de puro bruto”, aludiendo a su experiencia victoriosa con la terrible Ducati del año 2007. Stoner es como Doohan, puede subirse a motos distintas y andar rapidísimo, pero eso no quita que sea también a su manera un perfeccionista; un piloto muy exigente, con tanto talento como sensibilidad ante las señales que envía la moto.

Stoner domó a la Ducati, pero limando sus asperezas, no agarrándose al lomo del toro enrabiado.

Pero de cualquier forma, Stoner es un piloto apasionado con altos y bajos. En Sachsenring esto le costó un valioso segundo lugar, y en Mugello sencillamente no fue capaz de encontrar un buen reglaje junto a su equipo, por lo que todo el fin de semana anduvo con dificultades. De hecho, fue el único en usar los neumáticos extra-duros provistos por Bridgestone para este circuito, pero tampoco tuvo éxito con aquellos. Sin embargo, a pesar de todo Stoner presiona, por lo que tuvo sus inconvenientes en carrera; partió mal y después de salirse de pista tuvo que luchar desde atrás, teniendo “encontrones” con Álvaro Bautista –que todavía hoy se están comentando. Esto le valió para terminar octavo delante de Barberá y Bautista, pero muy lejos de su antiguo compañero Nicky Hayden. Al mismo tiempo, se aleja un poco más de la gran copa, quedando tercero y a 37 puntos de Lorenzo.

Andrea Dovizioso, en cambio, hace una doble tarea de convertirse en el hombre más destacado de Yamaha y de enrostrarle a Honda la pésima decisión de sacarlo del equipo oficial. Además, logra un record de 4 podios en una temporada para un piloto de moto “satélite”. Dovizioso luchó en principio con Pedrosa por el segundo, pero luego se enredó con Bradl en una lucha muy entretenida por el tercer puesto. Finalmente resultó victorioso, demostrando que poseía mejor ritmo que el alemán, y siendo favorecido por el intento de último momento de Hayden por robarle el cuarto puesto a su contrincante. Hayden, vale decirlo, también hizo una muy buena carrera, estando firme en quinto hasta que fue progresivamente acercándose a Dovizioso y Bradl. Ahí, intentó una cortada a Bradl que lamentablemente no supo afirmar, y ante la cual Bradl contestó con suma maestría, dejándolo no solo sin posibilidad del cuarto puesto, sino que con la puerta abierta para que Rossi y Crutchlow lo adelantasen. Le salió cara la jugada al americano, aunque definitivamente fue una buena carrera para él, siendo raro estos últimos años ver a las Ducati luchar a estas alturas.

Y bien que les fue a las Ducati, quedando Rossi en quinto, luego de que pasados dos tercios de la carrera su ritmo fue mejorando en relación con las demás motos. Esto fue perfectamente opuesto a lo visto antes para las Ducati, donde podían arrancar firme pero eran luego derivados al tercer grupo cuando sus neumáticos ya no daban más. Signos de mejora para las motos rojas, aunque vale temperar las ilusiones, pues Mugello es la pista preferida para las pruebas de Ducati.

Y una carrera muy parecida a Rossi corrió Crutchlow, partiendo con una clasificación modesta y una mala arrancada. Para ambos quedó un sabor agridulce de un buen rendimiento que podría haberse convertido en un podio, mediando un mejor comienzo.

A Héctor Barberá se le vio poco. Estuvo parado en primera fila, logrando el segundo mejor tiempo en la QP, pero rápidamente se desvaneció entre los pilotos, y lo vimos luchando un rato con Stoner, mientras sufría un chatter tan fuerte que se percibía desde mi asiento. Terminó lejos del australiano, un poco delante de un Álvaro Bautista que no encontró tampoco buen terreno en Mugello para sembrar avances en su accidentada temporada. El compañero de Bautista en San Carlo Gresini, Michelle Pirro, fue suspendido de la carrera. Nos demoramos un poco en entender por qué, hasta que aparecieron las imágenes donde lo mostraban entrando a pits a través de un pequeeeeño atajo, entre conos y barreras. Obviamente, su comportamiento fue penalizado inmediatamente.

Y hablando de las CRT, Randy de Puniet fue el más rápido y tuvo la oportunidad de pararse incómodo en el parc-fermé de Mugello, junto a los pilotos que realmente obtuvieron resultados honorables. Sigo pensando que esto de poner al CRT más rápido ahí es mala política, y no menos para el piloto, que sabe que los premios de consuelo no existen cuando su moto tiene un rendimiento más parecido a la categoría de soporte que a la oficial.

Quien casi termina entre las CRT fue el vapuleado Ben Spies. Tuvo una carrera pésima, con una inconsistencia terrible. Pero claro, nos enteramos más tarde que se contagió un virus y tuvo que terminar la carrera sintiéndose absolutamente enfermo. Como dirían en Argentina, Spies ha sido definitivamente “meado por un elefante”, valga el vocabulario.

Surge la pregunta, ¿quién tendrá la moto de Spies el próximo año? Las cosas nunca son tan simples ni meritocráticas…al parecer el americano se mantendrá en Yamaha, contando con el respaldo de la marca, principalmente por representar a un mercado muy importante, pero también porque de darse vuelta su mala suerte este año, Spies es sin lugar a dudas un piloto muy fuerte.

Nada está dicho todavía, así que esperaremos a que el MotoGP se traslade a la tierra del Big Mac, con Laguna Seca el domingo 29 de julio, y el legendario Indianapolis, para el 19 de agosto.

No olvides sintonizar Patagonia Racing los martes a las 10:00 pm en la pantalla de ITV Patagonia, para ver el comentario de carrera, o en su señal online en http://itvpatagonia.cl

Para el “inside” del MotoGP y otros campeonatos de dos ruedas, sígueme en Twitter: @nharambour

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s