Home

MOTOGP 2012: Ronda 16, Gran Premio de Sepang – Malasia

Definiciones e indefiniciones

El gran premio de Sepang trajo consigo una amalgama de emociones de distinto tipo. Todo comenzó con un sentido homenaje a Marco Simoncelli, quien perdió su vida en este mismo circuito en el 2011, y cuya memoria ahora podrá seguir acompañando a todos los pilotos en la alegría, más que en el luto. Sin embargo, también en Sepang estuvieron presentes las emociones propias de una cita donde se podrían definir varios campeonatos, restando solo dos carreras más para terminar esta temporada: fue el caso del moto3, donde Sandro Cortese logró llevarse la victoria luego de una inteligente carrera que por buen tiempo dominó el malayo Khairuddin.

Cortese terminó de asegurar su campeonato a bordo de la bellísima KTM Ajo con especial facilidad, luego que su principal contrincante (aunque igual relativamente lejos en puntos) Maverick Viñales renunciara sorpresivamente a su equipo antes de las prácticas. Nunca se había visto algo semejante, que un piloto que todavía disputa una temporada se retire restando solo dos carreras. Pero la sorpresa era nuestra y no tanto del equipo, donde ha habido polémicas densas e incluso rumores de que no se le habría informado al joven Viñales de atractivas ofertas de otros equipos; esto porque su manager personal es también el manager del equipo…conflicto de interés, si los hay. Obviamente, Viñales se metió en tremendo lío legal, ya que acababa de firmar por dos años más con el equipo Avintia, por lo que ahora los rumores apuntan a que el español correrá en Australia, para cerrar este año y luego ver qué pasa.

Pero volvamos a las definiciones. Lo de Cortese ha sido genial, y Marquez tenía este domingo excelentes posibilidades de hacer exactamente lo mismo: aferrarse al campeonato anticipadamente. Recordemos que el GP de Sepang no ha sido fácil para el joven piloto, ya que fue ahí donde el año pasado tuvo que renunciar a sus posibilidades de ganar la corona 2011, e incluso vio cerca el término de su carrera, cuando sufrió una grave lesión que le trajo problemas oculares. Afortunadamente Marc está plenamente recuperado, y no parece haberse visto distraído por esta historia en Malasia.

Sin embargo, la lluvia malaya fue protagonista, presentándose tímidamente al comienzo, pero rápidamente dejando charcos de agua en el circuito. La carrera fue declarada en mojado, y ya sabemos que eso cambia todo. Marquez partía 3ero en primera fila, de Redding y de su principal contendor, Pol Espargaró, con la pole position, pero tanto él como su rival tuvieron una mala partida que los trasladó rápidamente al segundo o tercer pelotón.

Desde ahí, sin embargo, Marquez escaló varias posiciones, mientras que su rival seguía relegado al medio del pelotón y no lograba el rendimiento necesario como para remontar. Vistas así las cosas, los puntos que obtendría Marquez le asegurarían –saliendo 6to o 7mo- su campeonato de manera anticipada. Pero, la lluvia es la lluvia, y Marquez perdió la delantera en una curva y se vino al piso a tres vueltas del final de la carrera. Ante esto, Espargaró se convirtió en un hombre en llamas y puso todo en subir más puestos para aprovechar la mala fortuna de Marquez. Sin embargo, no logró más que salir onceavo, reduciendo en muy poco, demasiado poco, su distancia del principal candidato. Así, Marquez tendría que quedar fuera de los 15 primeros en las próximas dos carreras, para que Espargaró pueda ser campeón –si es que él gana ambas…difícil.

Y entre toda esta acción en el grueso del pelotón, fuimos espectadores de otra carrera muchísimo más emocionante en la punta (¡MotoGP, presta atención!), donde el invitado-dueño de casa patudo Hafizh Syahrin, que es piloto del CEV en Moto2, demostró que conoce como nadie el circuito de Sepang. El malayo arrancó desde el puesto 27, sí, ¡el 27!, y desde ahí escaló rápidamente, con un estilo sumamente agresivo, hasta la mismísima punta de carrera. El clamor del público se escuchaba por encima de las voces de los comentaristas, cuando Syahrin hacía efectivamente historia, consagrándose como leyenda local mucho antes que terminara la carrera. Desafortunadamente, su momento de gloria se llevó a cabo cuando el sol aparecía y la pista se secaba algo, por lo que su estilo agresivo presumiblemente devoró los neumáticos de lluvia, y cuando se largó nuevamente el diluvio, ya no podía aguantar a los punteros lo suficiente. Quedó cuarto cuando se suspendió la carrera por condiciones climáticas adversas, detrás de Gino Rea, Anthony West y el ganador veterano Alex De Angelis, tres caras que rara vez hemos visto este año en la punta.

Y de carreras interrumpidas se trató este domingo, porque la lluvia no dio tregua tampoco al MotoGP. El fin de semana no se veía malo, y de hecho en los días de práctica fuimos testigos de la bonita novedad de ver a Casey Stoner de vuelta en su moto, y andando fuerte. Estuvo antes en Motegi, pero en el circuito japonés no logró encontrarse al ritmo, sufriendo en cada curva a la derecha por su tobillo todavía no 100% recuperado. En Sepang le iba mucho mejor, y la historia lo respaldaba, ya que en el circuito malayo ni Jorge Lorenzo ni Dani Pedrosa habían sido ganado antes.

Pero en la sesión de clasificaciones quien dominó fue el hombre de Yamaha, Jorge Lorenzo, con un tiempo de 2’00.334 que pasó a ser el record del circuito. Dani Pedrosa partía también en primera fila detrás de Dovizioso, y Stoner encabezaba la segunda fila, seguido de Crutchlow y Spies. Héctor Barberá logró ser el Ducati más rápido en QP, retomando algo del ritmo que llevaba a comienzos de año, y logró repetir el séptimo lugar en carrera. Pero esto no fue todo por mérito propio, porque la lluvia mantuvo su protagonismo en la categoría reina. Cinco fueron los pilotos accidentados en la carrera, Colin Edwards se retiró antes de terminar, y Yonny Hernández estuvo ausente de la cita, reduciendo la grilla a 14 pilotos…es decir, todos obtuvieron puntos, excepto Rolfo –sustituto de Mattia Pasini-, quien se demoró más de lo reglamentado en entrar a pits cuando flameó la bandera roja.

Y es que la carrera fue suspendida mientras caía una cantidad de agua que hacía imposible ver más allá de unos 200 metros. Se imaginará que yendo a poco menos de 300 km/h, eso no es muy seguro…

El corte de la carrera, dejándola en 13 vueltas, fue todo menos parsimonioso. Pero vamos por partes:

Jorge Lorenzo logra una salida espectacular desde la pole, no obstante seguido de cerca por el pequeño piloto español de Repsol Honda, y su compañero Casey Stoner. Rápidamente –demasiado rápidamente, como está ocurriendo tanto en el MotoGP-, Lorenzo y Pedrosa se distanciaron del resto del grupo, para convertir su lucha en una batalla de dos hombres. Más atrás, a no menos de una curva completa de distancia, Casey Stoner encabezaba un trencito de siete pilotos, con características que lo convertían en uno de los desfiles más caros que se pueden organizar, protagonizado por Bradl, Rossi, Dovizioso, Bautista, Hayden, Crutchlow, y…por un rato, Spies. Las posiciones del final se iban intercambiando, aunque sin grandes emociones, pero Rossi y Dovizioso parecían determinados a alcanzar y pasar a Casey Stoner para pintar de italiano el tercer peldaño del podio. Rossi, quien venía de un fin de semana atroz, debe haber estado esperanzado desde que empezó a llover, ¡y se nota su habilidad en el agua!

Pero no fue suficiente, y los desastres comenzaron a ocurrir. Principalmente, al entrar en detalle se observa que quienes sufrieron caídas principalmente optaron por el neumático trasero blando, y al igual que para el moto2, los pilotos tuvieron la mala suerte de que el sistema de drenaje de Sepang es excelente, y apenas cesaba de llover, la pista comenzaba a secarse. ¡Malas noticias para neumáticos de lluvia de compuesto blando!

La primera víctima fue Spies, quien de todos modos ya se veía relegado al décimo puesto que tanto lo ha acosado este año. Lamentablemente, la caída de Spies se vio fea, y al parecer su hombro se encuentra en malas condiciones…mientras escribo esto se pone en duda su participación en Australia (actualización: está confirmado que requiere cirugía de hombro; se perderá el GP de Phillip Island). Pésimo año para el americano, ya ni hace falta decir más.

Un par de minutos más tarde, en la novena vuelta, es Dovizioso quien se viene a suelo. El italiano logró, no obstante, levantarse y volver a correr, pero no pudo más que pasar a Rolfo antes de que cortaran la carrera. Fue una buena decisión, de todos modos, porque al terminar tan pocos piloto, obtuvo puntos por su participación. Sin embargo su compañero corrió peor suerte en la siguiente vuelta, cuando después de superar a Rossi y a Bradl, y comenzar a amenazar a Nicky Hayden, patinó en curva y quedó fuera de carrera, afortunadamente sin lesiones. En esos momentos, la lluvia ya era evidentemente torrencial, y mientras los encargados de circuito retiraban al inglés y su moto negra, Randy de Puniet bajaba deslizándose por el suelo, para unírsele camino a boxes, y ceder a su compañero Espargaró, el honor de ser el CRT más rápido –no menos que con un merecido octavo puesto delante de Ellison y Abraham.

La lluvia empeoraba, y pronto Iván Silva también sufrió por lo empeorado de las condiciones, y en seguida le siguió Stefan Bradl. Entonces, no lo sabíamos todavía, pero quedaba muy poco de carrera, y Valentino Rossi recuperó el lugar detrás de Nicky Hayden, en quinto, y delante de Álvaro Bautista y Héctor Barberá. Sin embargo, la jugada de interés la sostenía Casey Stoner, quien mejoraba su ritmo y se acercaba a Jorge Lorenzo, quien hacía lo contrario, probablemente reflexionando sobre el hecho de que una caída era muy posible en mojado, y significaría prácticamente entregar el título a Dani Pedrosa, cuando a ambos hombres tan solo los separaban 28 puntos.

Jorge Lorenzo reconocía el enorme riesgo que corría su campaña, mientras la lluvia se volvía más y más densa, por lo que empezó a hacer gestos a los banderilleros, para que anunciasen la suspensión de la carrera. En esto, Stoner ya entraba en el plano televisivo de Lorenzo y en la última curva de la vuelta 13, el español se pegó el susto de su carrera, con una sacudida muy fuerte, que casi lo bota de la moto. Obviamente, el más interesado en detener la carrera era Jorge Lorenzo, para poder mantener al menos ese segundo puesto y no reducir demasiado su distancia con Pedrosa. Y obviamente, el menos interesado era Casey Stoner, quien veía inminente el momento en el que adelantaría al hombre de Yamaha. Pero todos los pilotos estarían de acuerdo en que ya no se podía seguir corriendo en estas condiciones, y resulta que la carrera fue suspendida.

La victoria de Pedrosa fue muy significativa, ya que marca: 1) el claro dominio de Pedrosa en este último tercio del campeonato, 2) su sexta victoria del año, 3) su primera “tripleta”, habiendo ganado en Aragón, Motegi y ahora en Sepang, 4) su primera victoria en Sepang, y 5) su primera victoria en mojado. Si este no es el año de Pedrosa en MotoGP, no sé cuál…

Pero no todo fue alegría de inmediato. Las sospechas, críticas y teorías conspirativas no se hicieron esperar, al ver que la carrera fue detenida casi por orden de Lorenzo. Obviamente, esto sería decir demasiado, y el consenso de los pilotos existe acerca de lo peligroso que se había vuelto correr, pero en lo que sí estoy de acuerdo es en que se debería haber esperado una vuelta más antes de cortarla. Esto hubiera hecho que la carrera quedara en 14 vueltas, habiéndose superado claramente dos tercios del recorrido, y entonces pudiéndose entregar la totalidad de los puntos que le corresponden a cada quien (en lugar de la mitad de los puntos, como se estuvo discutiendo durante un rato), y de todos modos Jorge Lorenzo hubiera mantenido su lugar, aun cuando en la vuelta siguiente se cayera o fuera superado por Stoner. Es decir, el resultado hubiera sido el mismo, pero sin la polémica que se armó de inmediato tras el corte de carrera. Ahora bien, el reglamento de MotoGP nos dejó en suspenso por un rato, ya que a diferencia de moto2 y 3, en este caso cuando hay bandera roja, se ordena reanudar la carrera por 5 giros apenas sea posible, y no lisa y llanamente dejarla hasta ahí. El problema es que esto fue imposible, porque más allá de que la pista estuviera mojada, la densidad de la lluvia y la oscuridad del día convertían a una posible salida en una acción francamente suicida. Sumado a todo esto, quedaban 17 minutos de espacio de TV…y todos sabemos lo que eso significa.

Así las cosas, Dani Pedrosa tiene dos carreras más, y 23 puntos lo separan a él de la victoria máxima. Pedrosa viene claramente en una racha positiva, mientras que Lorenzo tiene que combinar una lucha normal por ganar, con la enorme presión que significan los resultados recientes, más el hecho de que Stoner está de vuelta y Australia es SU circuito. Al parecer, tanto en Honda como en Yamaha la gestión de los motores restantes ha sido impecable, al punto de casi eliminar ese riesgo de la ecuación. Pero, ¿será capaz Jorge de lidiar con la presión? ¿Logrará Stoner interponerse en las pretensiones de los españoles, cambiando el rumbo del campeonato? Ya sabemos que el campeón será español, pero no podemos todavía decir quién se llevará la corona.

No olvides sintonizar Patagonia Racing los martes a las 10:00 pm en la pantalla de ITV Patagonia, para ver el comentario de carrera, o en su señal online en http://itvpatagonia.cl

Para el “inside” del MotoGP y otros campeonatos de dos ruedas, sígueme en Twitter: @nharambour

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s