Home

MOTOGP 2012: Ronda 17, Australian Grand Prix – Phillip Island

Definiciones

Bueno, si tu interés por el MotoGP es en lo más remotamente parecido a fanatismo, ya no es necesario que intente contar la película desde el principio, porque te sabes el final. Pero, si más encima viste la carrera, sabrás que el final se contó al principio de todos modos.

Jorge Lorenzo es el campeón del mundo del MotoGP 2012.

Transcurridas 17 de 18 carreras, y tras una de las campañas más sólidas que se han visto en el deporte por un campeonato, el español se corona anticipadamente, luego de que se volviera imposible que por puntos lo superase ya otro competidor. ¿Qué se puede decir? A Lorenzo lo llevaron al triunfo 6 victorias, 10 segundos lugares, y un DNF ocasionado por tercero.

Y no solo él hizo una campaña espectacular, sino que es imposible decir que este fue un triunfo regalado, al encontrarse Pedrosa también con 6 victorias (¡¡y si Stoner gana en Valencia, él se llevaría las otras 6!!), y solo 4 salidas del podio. De hecho, un poco a pesar de Pedrosa, el pequeño español sigue sumando récords extraños, convirtiéndose en el subcampeón con mayor cantidad de puntos en un campeonato. Definitivamente, a Lorenzo no se le regaló nada.

Pero veamos qué ocurrió: Lorenzo llegaba a Australia en condiciones similares a su compatriota y futuro corredor de MotoGP, Marc Marquez, en el sentido de que tenía altas probabilidades de poder definir su campeonato este domingo pasado.

Sin embargo, para Lorenzo la exigencia era mayor, puesto que llevaba 23 puntos a Pedrosa, mientras que Marquez aventajaba por 48 a Pol Espargaró. Marquez necesitaba salir 14vo y sumar 2 puntos, para poder ganar por tener más victorias que Pol; en cambio, Jorge Lorenzo necesitaba terminar por delante de Pedrosa, aventajándolo por 3 puntos o más, es decir, siendo primero y Pedrosa segundo, o segundo y Pedrosa tercero, o tercero y Pedrosa cuarto, mínimo.

En sesiones de prácticas dos cosas eran claras: que nada estaba todavía escrito en piedra, y que vamos a extrañar a Casey Stoner.

En moto2 Pol Espargaró parecía de pronto australiano a punto de retirarse. Estaba absolutamente imparable; su ritmo era llamativamente superior al de sus colegas. Obviamente, las exigencias sobre Marquez eran pocas, pero hubo más de alguno que elucubró un “en una de esas”… y Marquez de pronto tuvo que hacer esfuerzos novedosos para mantenerse con el lado de goma hacia abajo, porque Espargaró tenía todos los fondos para el cheque que estaba escribiendo, ¡¡¡y terminó la carrera a casi 17 segundos del segundo lugar!!! Sin perjuicio de este espectáculo, Marquez terminó en el podio y logró así lo que su lesión en Malasia del año pasado no le había permitido concretar: el título mundial en la categoría de moto2.

Pero, en MotoGP la cosa no se veía tan diferente. En prácticas, Casey Stoner era plena fuente de la referencia de comienzos del párrafo anterior, mostrando un nivel tanto más alto que sus colegas que hizo que Cal Crutchlow asegurara “Stoner lograría un podio en la Aprilia CRT”. Y no era una exageración. Cuando tienes tres sesiones seguidas en las que el segundo mejor tiempo está a casi un segundo del tiempo de punta, sabes que hay alguien que quiere despedirse de su gente con el oro. Y sumando a aquella gloria previa, Stoner recibió el importante homenaje de que su curva favorita en el circuito australiano, la tercera, fue nombrada “Stoner corner”. Cómo extrañaremos a Stoner… podrá a uno gustarle más o menos su carácter fuera de pista, es un piloto excepcional, que además de ser muy rápido tiene un estilo que lo hace muy vistoso. En la curva que lleva su nombre dejaba una marca de caucho de longitud completa, mostrándole a todo el mundo cómo se desliza una moto con 250+ caballos de fuerza. NADIE puede igualar su ritmo en esa curva, donde él gana fácilmente 0,3 segundos, según sus colegas, cada vuelta. Stoner dijo que una vez que esté fuera revelará su secreto, pero ojalá no tuviéramos nunca que saber, y que siguiera corriendo.

Pero, ¿qué más? Que entre los dos contendores por el título no había acuerdo claro sobre quién ocuparía el segundo mejor tiempo, dándonos luces de una carrera donde ni Lorenzo ni Pedrosa iban a perdonar nada. Nuevamente, si bien Lorenzo tenía las de ganar en puntos, caerse en esta carrera, con un Pedrosa que obtendría seguramente los 20 puntos del segundo lugar hubiera sido francamente catastrófico, especialmente porque a una cita del final, los nervios pueden traicionar a cualquiera.

Y llegó el domingo…

Se apaga el semáforo (se encienden las…) y Jorge Lorenzo obtiene la preciada “holeshot”. Es el puntero prematuro, delante de dos Honda color naranjo chillón. Si no es por el sueño que me acosaba a esa hora y obligaba a mi cuerpo a distenderse sobre la silla como avena cocida, hubiera estado de pie; parecía que Lorenzo iba a lograr la gran ambición de coronarse campeón al mismo tiempo que salía victor por delante del piloto local.

Pero algo me decía que Stoner no iba a perdonar ésta, y que al momento de pasar a Lorenzo, ya sabríamos el final. Me equivoqué. ¡No era Stoner sino Pedrosa quien adelantaba a Jorge Lorenzo y se ubicaba en primera posición!

Entonces mi cabeza se separó del respaldo, y terminé de levantarme completamente del asiento cuando Casey Stoner no hacía sino interponerse entre Pedrosa y el candidato a campeón, logrando el orden que sería tan preciado para Dani Pedrosa: él primero, y Jorge tercero. Sin embargo, era un poco tarde para que esto ocurriera ahora, y si bien aumentaba las posibilidades de Dani Pedrosa, la carrera recién estaba comenzando.

Stoner, en tanto, hizo todo el fin de semana vista gorda a la disputa por el título. No era su tema; su tema era mandarse un Espargarazo (injustamente denominado así, porque Stoner era el que debía hacerlo primero…cosas del orden televisivo, ¿no?) frente al público australiano, por lo que después de adelantar a Jorge, Pedrosa era simplemente otro cono en su camino a la victoria.

Y ahí fue cuando todo cambió.

Pedrosa, visiblemente nervioso por sus persecutores, tomó una línea agresiva que lo dejó ligeramente largo para la siguiente curva, frenó tarde para no perder la ventaja, pero los fríos neumáticos con tan poco kilometraje no aguantaron el ángulo de inclinación adicional que era necesario para lograr redondear la curva de manera satisfactoria, y se vino al suelo, en primera marcha, en una de las caídas francamente más descorazonadoras que he visto. No porque cayera duro; de hecho, se levantó de inmediato y trató de subirse a la moto. Sino porque así, casi en cámara lenta, terminaban por completo sus esperanzas de ser por fin campeón de MotoGP… en una sola curva “lenta” terminó aquel que era posiblemente “el año de Pedrosa”.

Y lo diré nuevamente. El campeonato de MotoGP fue muy competitivo. Pero la forma que adoptó esa competitividad fue muy extraña; como una definición voto a voto entre dos candidatos políticos que cruzaron pocas palabras en campaña. El hecho es que la definición por puntos ha dado escalofríos, y los tres primeros pilotos han ganado entre ellos todas las carreras corridas hasta ahora. Pero…la película ha sido algo diferente.

En fin, de vuelta a la carrera. El equipo de Lorenzo cambió al menos tres veces lo que ponían en el cartel para que viera su piloto; parecía que no se decidían si decirle o no que ya no estaba Pedrosa más. Es que, claro, la noticia desde luego que era buena, pero al igual que en el caso de Márquez, y quizá peor, cuando tienes 25 vueltas por delante no es tan sencillo “simplemente no caerse y salir dentro de los 14 primeros”. Estás piloteando entre los mejores pilotos del mundo, con un promedio de velocidad de 175 km/h (máximas superiores a los 300 km/h)…no estás exactamente tomándotelo con calma.

Pero Lorenzo lo logró, y no solo eso, sino que no dejó que Stoner se escapara tanto como esperábamos. Saliendo segundo ganó el campeonato de manera digna, y pudo volver a celebrar ser el campeón del mundo, mientras que Stoner pudo celebrar un triunfo impecable en el circuito australiano. Los fotógrafos no sabían a quién enfocar…

Más lejos, el podio lo completó Cal Crutchlow, con una tranquila carrera sin mayores encuentros. Quienes sí tuvieron encuentros e intercambios fueron los tres pilotos satélites que lucharon por el cuarto puesto: Andrea Dovizioso, Álvaro Bautista y Stefan Bradl, en orden de llegada. Definitivamente gracias a ellos tuvimos una buena cuota de emoción y suspenso luego de lo ocurrido al principio de la carrera con Pedrosa.

Rossi, en cambio, no tuvo más que algunos intercambios con otros hombres de Ducati, Nicky Hayden y Karel Abraham, aunque finalmente Abraham terminó bastante más atrás, y Hayden no lograba ser demasiado amenazante para el italiano. Para Rossi ya se trata simplemente de contar cuántos minutos faltan para subirse a una Yamaha, y por fortuna queda muy poco para ello, porque su primera ocasión será en las pruebas de Valencia, después del último GP del año.

Aleix Espargaró continuó su disputa eterna con su compañero Randy de Puniet, para finalizar por milésimas delante del francés y volver a ser el CRT más rápido. Ello le dio también la ocasión de ser uno de los primeros en felicitar a su compatriota por el triunfo del campeonato, al encontrarse convenientemente dentro del parque cerrado de celebración. Barberá, en tanto, será un futuro piloto CRT luego de un desastroso año en Ducati, finalizando 12vo en Australia. Detrás de él Petrucci, Pirro y Silva cerraron el listado, quedando fuera Ellison por caída, y Edwards y Rolfo por retirada. Lamentablemente, el piloto local Kris McLaren no logró clasificar para la carrera, al dejar Stoner la vara tan pero tan alta.

Jorge Lorenzo llega como campeón al último GP del año 2012: Valencia. Seguramente le espera una gran convocatoria por parte de su numeroso club de fans, esperando cerrar un año impecable para el español. Dani Pedrosa cerrará también un año bueno, aunque sepa amargo hoy, luego de demostrar una determinación inacabable. Él mismo se encontraba satisfecho con sus esfuerzos, y no es para menos; la opción que tenía era arriesgarlo absolutamente todo en Australia, y así lo hizo. El que no se arriesga no cruza el río, y este es un deporte arriesgado.

No olvides sintonizar Patagonia Racing los martes a las 10:00 pm en la pantalla de ITV Patagonia, para ver el comentario de carrera, o en su señal online en http://itvpatagonia.cl

Para el “inside” del MotoGP y otros campeonatos de dos ruedas, sígueme en Twitter: @nharambour

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s