Home

CIRCULAR INFORMATIVA: SOBRE LOS BEBÉS

Creo que no es poco razonable suponer que mi columna es leída por adultos. Quizá se la leerán a algún niño para dormir, por fome. Pero creo que con toda seguridad puedo esperar que no habrá ningún bebé que lea esto por sí mismo, y que si algún adulto quiere comunicársela, tendrá el cuidado de censurarla un poquito. Porque esta es una circular informativa acerca de los bebés, y no para ellos; tan solo me tomo la libertad –conociendo a algunos- de hacer de abogado, interpretando un poco su posición en la sociedad. Sírvase usted, persona grande, leer por favor las siguientes directrices:

  • Los bebés, quizá lo habrá usted olvidado, o quizá nunca lo experimentó –nada de malo tiene no ser padre o madre-, son personas de especial importancia para quienes son sus padres o apoderados. “Especial importancia” quiere decir que, pese a que pudiera el titular manifestar ocasionalmente leves nociones de cansancio, al tener que hacerse cargo de, y criar, a una pequeña persona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, jamás se debe usted referir al pequeño como una carga para esa persona. Tan solo dejarlo implícito resulta ofensivo para su contraparte. No sea leso. Ejemplo: “ya nunca sales con nosotros/as desde que nació …”. No sea leso, ¡insisto!
  •  Los bebés son personas, y tal como lo son las personas, son todos distintos. Algunos sonríen mucho, otros no lo hacen casi nunca; algunos son largos, otros son regordetes; algunos gustan del ruido y la compañía, otros prefieren situaciones de pocas personas. No compare. No juzgue. No haga preguntas ridículas a sus padres (mientras se redacta el instructivo para evitar preguntas ridículas, le cuento que en general basta con pensar lo que está diciendo). No exija determinados comportamientos. No espere que se encuentren a gusto en cualquier situación, ni que actúen igual en toda circunstancia; le pregunto yo a usted: ¿Quién hace eso? ¿Usted? Absolutamente imposible. Ejemplo: “uuuuuyyy, ¡qué tímida!” Mejor piense: A ver cómo le va a usted encerrada en una habitación con cuarenta extraños gigantes y gritones. Veamos cómo anima la fiesta. No…sea…leso.
  • Los bebés, pese a venir en formas particularmente tiernas y graciosas, bonitas y suaves –todo gracias, podríamos presumir, a la evolución, de tal modo de asegurar un vínculo casi inmediato de cuidado por parte de los adultos, por el solo hecho de ser tan bonitos-, no son objetos diseñados para nuestra satisfacción/entretención. ¡Que no lo son! Quiero ser claro en esto: un bebé, no olvide, es sencillamente una persona pequeña, una persona extremadamente joven. Mucho le queda por recorrer en su camino a convertirse en un ciudadano, pero eso no lo reduce a un objeto. Ríase con sus bromitas, sonría y suspire con sus caritas, pero no exija. No están ahí para hacerle reír. No están ahí para hacerle disfrutar. Ni ellos ni tampoco sus padres o cuidadores. Ejemplo: “aayyy, ya no se ríe. A ver, ¡hazlo reír!”. No sea leso. No sea leso.
  • Los bebés no saben todavía de protocolo. Muy para su fortuna, no tienen todavía idea ni de “buenas costumbres”, ni de protocolo en la mesa, ni de “hazle caso a los mayores”. La tarea del bebé es simple, pero es la más ardua que hay: conocer el mundo que le rodea, incluida su familia. No espere “buen comportamiento”, no espere que no tire las cosas, que no grite en el cine o el avión, que no pinte las paredes. Esas cosas se van aprendiendo más de grande, y muy a pesar; un bebé está en su momento de aprender otras cosas: a tomar objetos y arrojarlos, a usar sus cuerdas vocales y comunicar sus necesidades sin lenguaje verbal, motricidad fina y arte. Ejemplo: “ufff venía un bebé en el avión, llorando todo el vuelo”. Mejor piense: trate de manifestarle a quienes le rodean su imperiosa necesidad de alimentarse, a la vez que sus medios de comunicar aquello son muy limitados, y criticados por los extraños gigantes a su alrededor. Leso…

——

Texto publicado originalmente el domingo 13 de enero de 2012 en El Magallanes/La Prensa Austral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s