Home

Extremadamente improbable

Extremadamente improbable significa que es posible. Sí, es posible, pero es extremadamente improbable. Algunos intentan cuantificarlo en menos de un 5% de probabilidad, pero el punto es que por más que podría llegar a ocurrir, en la enorme generalidad de casos no se observará dicho resultado.

Ahora bien, la extrema improbabilidad a veces reviste a un logro de un valor especial. Entonces, ese logro cobra operatividad en un contexto de charla motivacional, libro de auto-ayuda, consejo personal, etc. En aquellos contextos, el solo hecho de que se haya logrado algo que se creía imposible, puede generar un fuerte elemento discursivo, capaz de motivar a aquel que creía que todo estaba perdido desde la partida. Pero donde no cobra operatividad, sin embargo, es en el plano de la política pública. Y es por eso que rompo mi regla general de…no hablar de este tipo de cosas en esta columna.

Es la falacia de mérito llevada al extremo. Es la abstracción simplificada de querer ubicar a todo el complejo espectro de situaciones en una imaginaria escala de posiciones sociales cuyo factor determinante de prelación es el esfuerzo, o algo parecido. La idea de que “es posible” es poderosa cuando se trata de motivar; y es que con un esfuerzo desmedido, y un hábil uso de las propias facultades y un desenvolvimiento capaz en el medio, es posible que bajo determinadas circunstancias socio-históricas, una persona experimente una empinada “movilidad social”. Es más, enseñarle a mi hijo el valor del esfuerzo y la determinación es algo fundamental para mí. Pero es mi hijo, un individuo; uno, a quien además yo pretendo ayudar cuanto me sea posible a cumplir sus sueños y superar sus expectativas.

Pero, repito, el discurso no aplica a nivel social. Porque este tipo de discurso necesita un auditor muy particularizado, muy personal. En una campaña política con esta premisa, ¿a quién se le está hablando? ¿Qué es realmente lo que se quiere comunicar a la gente, al mostrar –más encima de forma exagerada- los logros de un individuo en contra de las estadísticas? ¿”Tú puedes ser uno en un millón”? ¿Qué espacio deja eso para reformar aquellos injustos e importantes desbalances de oportunidades en nuestro país? Ninguno. Y eso es lo grave. Porque cuando elegimos a nuestros representantes, nuestra esperanza –valga la ingenuidad- es la de elegir a quienes van a cambiar el mundo, nuestro mundo. Sea el barrio, la comuna, la región o el país. Queremos cambios, no por mero “rejuvenecimiento de la política”; queremos cambios porque es insostenible el nivel de desigualdad social de nuestro país, y es insostenible el nivel de segregación de centros de oportunidades.

El discurso “tú puedes ganarle al mundo”, -poniendo el “tú” de forma generosa, porque lo que hemos visto es un “él pudo”- plantea la inamovilidad del medio, plantea que las cosas seguirán igual, solo es el individuo el que tiene que sobresalir de entre sus condiciones iniciales. Pero para que todo siga igual, basta con no cambiar nada; entonces, ¿por qué querría un candidato hacer una campaña acerca de su propia innecesariedad? Es un enigma.

Pero es también un insulto. Es como cuando nos quejamos al unísono de las alzas en los precios de las Isapres, para luego no cambiar absolutamente nada y volver a llorar al mes siguiente. Es un llamado a padecer o arreglárselas solo, pero no solo eso, porque también es un aviso de que si usted no ha logrado salir de su Maipú –y…qué punto de partida para el mensaje, por Dios- es porque simplemente no se ha esforzado lo suficiente.

———-

Texto publicado originalmente el domingo 20 de enero de 2013 en El Magallanes/La Prensa Austral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s