Home

Los enfermos

El fin de semana pasado se llevó a cabo en distintas partes del país la llamada “marcha de los enfermos”. La idea de esta marcha aparece cuando el opinólogo Ricarte Soto habla sobre su situación en un programa nocturno, y rápidamente fue logrando mayor y mayor alcance. El fundamento de la iniciativa me parece absolutamente acertado, en tanto nace como una manifestación del descontento ante la situación de efectiva violación de los derechos humanos por parte del estado chileno, toda vez que una de las cosas que menos aseguradas tenemos los chilenos es la salud.

Pero de ahí en adelante, se me ha revuelto el estómago varias veces, mirando cómo los medios dan cuenta de la marcha. Bah, ¿para qué digo los medios? Las cosas por su nombre: los ¡matinales, los matinales!

El nombre que se le da a la marcha es pegajoso, supongo, pero es –erróneamente- donde más enganchan los “opinólogos”, en una vieja pero siempre actualizada separación entre “sanos” y “enfermos”. Nunca me ha gustado a mí que a alguien se le denomine “un enfermo”. Las personas a veces pasamos –o llegamos y nos quedamos- por una situación que reúne varios síntomas que sistemáticamente se han tipificado por el conocimiento médico de tal forma de reconocer en ello tal o cual enfermedad, pero eso no lo convierte a uno en “un enfermo”, sino sencillamente en alguien que “tiene una enfermedad”; sea crónica o no, la persona no puede definirse sin más por su situación. Lo he dicho hasta el cansancio por la discapacidad, y lo digo ahora por la enfermedad. ¿Me sigue la lógica? (un pequeño recordatorio: ambas no son sinónimos)

Luego, se enganchan en cómo “esta sí que es una causa por la cual vale la pena salir a las calles”. ¿Cómo? ¿A qué se refieren? Seamos claros: diga que no le gusta marchar, o que le daba lata, o que quizá no quería asociar su persona a marchas que suelen terminar con algunos destrozos, pero a quien está ninguneando al decir eso es a los movimientos sociales por la educación. ¿Acaso la educación no es una buena causa para manifestarse? Ahí también hay una violación de derechos; también hay lucro, hay especulación, hay juego económico sobre el devenir de miles de personas. Pero ahí está nuevamente el punto anterior, donde muchos se sentían la mismísima Madre Teresa al marchar “por los enfermos” aunque sean ellos mismo “sanos”. Pero se equivocan, porque la salud y la enfermedad, el endeudamiento y las miserables pensiones, y la educación, son asunto de todos. Todos somos estudiantes, porque nosotros, o un amigo, un familiar, un hijo es o será estudiante. A todos nos compete la salud, y su negación en la enfermedad, porque nosotros, o un amigo, un familiar, o un hijo está o estará pasando por una situación en la que su vida y/o bienestar dependan de tratamientos médicos. No ver eso es simplemente creer que alguien puede hacerse invisible tapándose los ojos. Eso le resulta a los niños, solamente.

Nuestra incapacidad de ponernos en los zapatos del otro no nos está ayudando para nada. Porque aunque lo queremos desconocer, los zapatos del otro son también los propios. Los tratamientos médicos extremadamente costosos nos traen más fácilmente a la mano una y otra vez lo que a veces nos cuesta ver con claridad: si la mera vida depende de nuestro patrimonio personal, nadie está asegurado. Seguimos en la lógica del “sálvese quien pueda”, pero a donde realmente apuntan estas manifestaciones es al reconocer que si un derecho no es para todos, pasa a ser automáticamente un derecho negado. A trascender el individualismo que considera a todas las dimensiones de la vida humana simples bienes que uno puede o no adquirir.

 ————

Texto originalmente publicado el domingo 12 de mayo de 2013 en El Magallanes/La Prensa Austral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s