Home

229166400_4af2bbf21a

“Nos dividen”

Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra.; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.

John Donne

La serie documental “Imágenes Prohibidas” de CHV ha venido mostrando este mes que los chilenos se interesan por algo más que la farándula. Es que estamos a días de cumplir 40 años desde el golpe de estado de 1973, que dio pie para la larga dictadura militar; no podría ser de otro modo.

Cuarenta años.

La serie, cómo no, ha despertado muchas discusiones en redes sociales, además de lograr un esperanzador rating, y un centenar de denuncias al Consejo Nacional de Televisión tan solo con su primer episodio, alegando que lo expuesto no sirve más que para generar división entre los chilenos, y que la visión que se presenta en el documental está sesgada.

Nos dividen.

Quiero detenerme aquí, en esta macabra figura del Chile que tenemos: una persona hace zapping, se cruza con un documental que muestra cómo se torturaba compatriotas, se les hacía desaparecer, se les asesinaba, y piensa “¡Hey, pero falta ver cómo estábamos antes!”; piensa “mostrar esto solo genera división y odiosidad”.

Basta. Basta de esto. Quiero ser muy claro en esto: no es posible dimensionar argumento alguno que sea capaz de contrapesar el horror producido, de manera sistemática y racional –y no por actos individuales, aislados, de “antisociales” radicales- por la dictadura. La violencia no se puede relativizar así. No hay contracara. No hay un “había desabastecimiento”. No hay un “se estaba instaurando una dictadura del proletariado”. No hay un “hubo atentados” que justifique. No hay nada que pueda justificar el horror. Basta.

No me canso de repetirlo; viví seis años en Argentina, y no conocí a UNA sola persona que fuera capaz de justificar la dictadura militar trasandina. Ni una sola. Conocí muchos que desprecian a la “izquierda”, o que piensan que antes de la dictadura se vivieron momentos malos y difíciles. Pero ninguno tan extremadamente cerrado emocionalmente, tan carente de empatía y humanidad, como para poder justificar lo que se vivió en dictadura. Los argentinos, quizá, comprenden mejor que nosotros, que hay miles de vidas, miles de hijos, hermanos, papás, amigos, colegas, que encontraron su final, o que fueron marcados para siempre por la pérdida, el horror, la tortura.

Yo no nací hasta la segunda mitad de la década del ‘80; mis recuerdos de infancia no incluyen a la dictadura. No importa, la violencia no tiene edad, no puede hacerse desaparecer, por el simple hecho de querer hacer “borrón y cuenta nueva”. Qué fácil es pretender seguir adelante y olvidar, dejar de “dividir”, para quien no sufrió de primera mano. Pero me corrijo: no, no es fácil, es de una insensibilidad extraña, tremendamente improbable.

Piense usted lo que quiera acerca del sistema económico, eso puede discutirse, piense usted lo que quiera acerca del gobierno de Salvador Allende, eso puede discutirse, acerca de la izquierda de la época y la de hoy, cómo no. Pero negar la violencia; defender lo sucedido, solo porque usted se encontraba en el lado “correcto” (y quizá por mera casualidad), eso es de una cobardía inconmensurable. En el grito de “nunca más” a la dictadura no hay automáticamente una celebración de la Unidad Popular, eso tampoco parecen entenderlo algunos, hay un rechazo simple y claro a la violencia y a la represión.

Nuestra historia nos divide, porque teniendo la oportunidad de revisarla, algunos de nosotros no quieren hacerlo y prefieren la esquizofrénica negación.

——

Texto publicado originalmente el domingo 1 de septiembre de 2013 en El Magallanes/La Prensa Austral.

El 29 de agosto de 2013 en El Quinto Poder: http://www.elquintopoder.cl/sociedad/nos-dividen/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s