Home

Los recientes hechos en Venezuela dan cuenta de un escenario muy complejo que, sin duda, concierne a toda la región, incluido nuestro país. Y el llamado de atención ha sido efectivo, convirtiéndose en un tema que ha concentrado diversas opiniones. Lo problemático es que en Chile ha servido más que nada como catalizador de las más vergonzosas contradicciones de discurso, y solo ello debería servirnos de aprendizaje

Lo primero es, como en todo suceso internacional del cual apenas nos enteramos de tercera mano, una burda simplificación de lo que ocurre: el caso de Venezuela es paradigmático en este caso, ya que nos ubica frente a un concepto político muy distinto al que vivimos en Chile. Entonces, tenemos a una derecha dispuesta a cuadrarse por-reflejo en contra de todo lo que sea Chavista, y una izquierda que a ratos parece incapaz de trasladar su visión crítica al plano venezolano.

La falacia del juicio por asociación ubica a la derecha en una automática comparación con el comunismo soviético y la realidad cubana, tildando fácilmente de “dictadura” a Venezuela, y volviéndose portavoz de los intentos “libertarios” de la oposición. Obviamente, esto es una simplificación del asunto, sin embargo la dura izquierda no hace sino reclamar que esto es un gobierno elegido democráticamente, y que por tanto concentra la voluntad “del pueblo”; ejercicio en el cual olvidan la crítica a los gobiernos de derecha que han tenido bajísimos niveles de aprobación popular…como el nuestro.

Indignados por el enjuiciamiento a Leopoldo López, según el gobierno venezolano por incitar a los hechos que provocaron la muerte de tres personas, personeros de derecha olvidan que ésa es una característica de la ley “anti-encapuchados” que tanto quisieron apurar en el congreso. Y, vamos, a propósito de marchas donde la violencia afectó principalmente a bienes públicos. O, digamos también que estos repentinos defensores de la libertad de expresión y marcha, están dándole la espalda a su rechazo a los “desórdenes provocados por” las marchas estudiantiles chilenas, y todo esfuerzo de autodeterminación política del territorio mapuche, y ni hablar de cuarenta años de defensa a una dictadura militar que torturó, asesinó e hizo desaparecer a miles de compatriotas…

Pero en esta materia la izquierda no se queda atrás, defendiendo a este democrático gobierno que concentra la voluntad del pueblo, en contra de los “intentos golpistas”, lamentando que los estudiantes venezolanos no hagan sino defender un “viejo orden”… Hombres de la izquierda estricta van más allá, aduciendo que los amarillos –como este humilde servidor, supongo- traidores que osan no cuadrarse inmediatamente con Nicolás Maduro en ésta, perjudican a uno de los pocos “bastiones” en contra del imperialismo capitalista (en esos términos, compañeros).

En resumidas cuentas, en Chile no estamos muy a tono con la democracia. Las “grandes voluntades” parecen ser lo mejor, cuando su contenido nos identifica, mientras que se convierten en represión de minorías cuando no lo hacen; y las minorías son revolucionarias, cuando nos gustan sus discursos, y reaccionarias y antidemocráticas cuando su pensamiento es diferente. Venezuela, en definitiva, ha mostrado estos días lo más feo…de Chile.

Y mientras retomamos estas charlas de Guerra Fría, ¿qué haremos para comprender nuestros propios procesos?

—–

Texto publicado originalmente el domingo 23 de febrero de 2014 en El Magallanes/La Prensa Austral.

*Sí, la foto es de Chile, no de Venezuela. El uso es intencional, puesto que representa el colmo de la hipocresía, en los duros alegatos respecto a la represión en Venezuela, algunos de los cuales llevaban imágenes en realidad chilenas, cuando esto que -de nuevo- ocurrió aquí, no ha recibido un trato ni similar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s