Home

trabajo

Estoy escribiendo una mañana de otoño, sentado en un sillón de mi casa, mientras acompañan a mi tecleo los golpes de fierros que se dejan caer, cosas que se martillan, y gritos de instrucciones, bromas, recomendaciones y groserías que se gritan los obreros de la construcción de al lado. Y miro al operario de la grúa, un tipo que se encaramó a una estructura delgada de al menos 10 pisos de alto apenas había algo de luz de día, desde la cual maneja con precisión quirúrgica un gancho con el cual provee a sus compañeros de todo material pesado que vayan requiriendo.

No puedo evitar pensar que, probablemente, ninguno de estos trabajadores vaya a poder comprarse un departamento de los que están construyendo. El trabajo y el “mercado”, sencillamente, están disociados al grado máximo.

Hace un tiempo me vi yo en una entrevista de trabajo, así como que no quiere la cosa, y al tiempo de escuchar mis pretensiones de renta, mi colega e interlocutor me dice que el valor de mercado para la posición por la que pregunto, es de menos de la mitad. “Valor de mercado”, me resuena esa frase, y la recuerdo hoy, viendo la obra de un nuevo edificio lleno de departamentos, por los cuales se pagará muy fácilmente un dividendo que supere el medio millón de pesos. Valor de mercado, repito, pensando en que los obreros que no vinieron en auto, probablemente se gastarán unos 60 mil pesos mensuales solo en venir a trabajar todos los días, o quizá un poco más.

Quizá he usado la palabra “trabajador” y “obrero” suficientes veces como para espantar ya a algún lector. Después de todo, la asociación inmediata para quien habla demasiado de trabajo, sindicato, y esas cosas peligrosas…es el marxismo leninismo, y cualquier reseña –aunque sea forzada- al comunismo es recibida con la frase-reflejo (generalmente poco reflexiva) de que el comunismo no funciona. Y ahí nos quedamos.

Pero perdónenme, no puedo evitar ver una separación tan aguda de trabajo y capital, que se me sale lo zurdo. Cada vez que voy a comprar al supermercado y me preguntan “boleta o factura”, y me da una vergüenza ajena de que tengan que preguntar eso, se me fortalece esta impresión: el mercado opera a la escala de las personas jurídicas, y no de las personas naturales. Las propiedades llevan el valor agregado de la especulación, y el trabajo lleva el valor mínimo que una empresa es capaz de pagar para que un desempleado esté dispuesto a emplearse.

Y en este escenario, hace unos días volví a ver una figura del indignante cinismo de nuestro “mercado laboral”: una oferta de trabajo con una plana de requisitos y condiciones, y sin mencionar ni por asomo, cuánto cresta pagan. Señores, pagando un costo de la vida similar a países donde nuestros ingresos serían “algo” mayores, estamos a años luz de trabajar por honor. Le gustará a uno su pega, pero no nos engañemos, que nadie se quiere gastar las lucas en moverse a trabajar en algo donde éstas vendrán tan de a poco.

Pero está tan naturalizado ya: el chileno honesto, común y corriente, sabe que para acceder a lo que necesita se debe endeudar permanentemente. Y sabe que para tener trabajo, tiene que ir a pedirlo, a postular, a ser evaluado en sucesivas etapas en las cuales cada vez se acerca uno más al sinsentido, antes de saber cuánto cresta pagan. No a ofrecer sus habilidades, sus talentos, su preparación, su capacidad de crear y contribuir.

La falacia se ha instalado, y ahora creemos que las empresas dan trabajo, como si de caridad se tratase, cuando en realidad es el trabajo el que hace posibles las empresas. Pero bueno, existe hoy una capa tan densa de “servicios e intermediaciones”, que me cuesta culpar a mis compatriotas por no poder ver a través de esta farsa, de uno y otro lado de la relación. Mientras tanto, felicito a las empresas que sí lo reconocen.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s