Home

Estaba viendo este interesante debate respecto a la ley de cuotas (de género) en el parlamento, y por supuesto la discusión se tornó hacia el asunto de la las esferas de participación social a las que accede menos, o en peores condiciones la mujer. Y, por supuesto, llegamos al asunto de que la mujer queda “relegada al ámbito de los asuntos domésticos”.

Las panelistas plantearon puntos de vista muy completos –en general-, pero siento que debo plantear una sutileza muy importante que casi siempre se deja pasar por alto cuando alegamos que la mujer no solo sirve para ser madre: no simplemente se ve relegada la mujer al ámbito familiar, sino que el ámbito familiar en sí se ve relegado a una posición marginal en la sociedad (al identificarse como un ámbito femenino, claro).

Delfina Guzmán, una de las panelistas, se ganó el odio de muchos cuando sostuvo básicamente, que era una tontera que la mujer se dedicara a emular al hombre y perseguir objetivos masculinos en vez de valorar su verdadera función de madre. Pero entre medio de varios argumentos semejantes, en mi opinión faltos de profundidad, sí rescato su rescate de la enorme importancia que tiene la reproducción de la especie, ámbito en el cual la mujer se ve biológicamente privilegiada: solo ella puede gestar a un ser humano en su vientre, y solo ella puede darle de mamar; acto cargado de nutrición, amor, cariño, resguardo, etc. por excelencia. Una mujer puede ser madre.

Ahora bien, este privilegio efectivamente no es tal en nuestra sociedad. Ser madre no es visto como un privilegio ni opera como tal, no solo porque se desarrolle en una esfera a la cual históricamente se haya obligado a la mujer a ocupar, sino que –más profundamente-, porque ser madre/padre, la paternidad, la crianza, la educación familiar en sí han sido despojadas de valor social. Hoy, aun quienes sostienen un discurso de igualdad de géneros (no mismidad) tienden a pasar por alto esto: si realmente queremos una sociedad en la que hombres y mujeres puedan acceder a todo ámbito por igual, necesitamos también asegurar la legitimidad y valoración social de aquello que ha sido designado como exclusivamente femenino, y por tanto desvalorizado.

Me refiero a la lactancia, me refiero al parto, me refiero a los ciclos y tiempos fisiológicos de la mujer (sí, me refiero a la menstruación también), me refiero a la sexualidad. La sociedad patriarcal, falocentrista no reconoce como cuerpos importantes de conocimiento aquellos procesos que le ocurren exclusivamente a la mujer; tan solo los toma para la burla o el ámbito extremadamente privado. La sociedad permanentemente le dice a la mujer que aquello que la diferencia biológicamente del hombre es asunto privado, puertas-adentro, y que si quiere trabajar, participar en política, alcanzar puestos de representatividad o autoridad, debe asemejarse al hombre y disimularlos.

Espero no se me malinterprete; no abogo por pautas rígidas de roles de género: Ni que una familia solo puede estar compuesta por un padre-hombre y una madre-mujer, ni que toda mujer debe ser madre, ni nada de eso. Lo he dicho antes, cuánto desee yo, como padre, poder gozar de un postnatal que me permita participar desde cerca de la primera etapa de vida de nuestro hijo. Pero quisiera hacerlo junto a mi pareja, y no en lugar de ella. Un hombre no podrá amamantar, pero puede ser el perfecto soporte para que suceda ese precioso proceso. Qué mejor a que los dos estén ahí.

Es justamente en nuestra rigidez de roles que olvidamos que las mujeres no tienen que “probar que son capaces”, ni los hombres tenemos que aprender a “ayudar en la casa”, ni que las mujeres “también” pueden trabajar, sino que tenemos que entender que tanto en los asuntos del mundo fuera de la casa, como en los del interior del hogar, la responsabilidad es siempre compartida.

Texto publicado originalmente el domingo 4 de mayo de 2014 en El Magallanes/La Prensa Austral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s