Home

diamadre

 

¿El día de la madre es hoy, cierto? Porque estos “días”, tan cooptados por los departamentos de publicidad, se han convertido en “el mes de” desde hace algún tiempo. Pero creo que nada de malo hay en ver que la publicidad se llena de bonitas imágenes madre-hijo por estos días…

El asunto es que a todo lo que le damos un día, parecemos restarle los otros 364. Y así, en esta fecha para regalar y entregar tiernas tarjetas de saludo, nos reivindicamos por la marginación social en la que ubicamos generalmente a la maternidad. No me refiero al cariño, reconocimiento o agradecimiento con nuestra madre. Eso es asunto de cada cual, y si me preguntan a mí, me parece más que cubierto, desde que hay pocas cosas más comunes que canciones, poemas y obras de arte dedicadas a las madres, y especialmente de hombres que mantienen una eterna correspondencia pública con su “mamita”.

Me refiero al ejercicio de ser madre. Me refiero a que a duras penas, se ha logrado recientemente un postnatal de 6 meses (para uno de los dos padres). Me refiero a que todavía a una parte de la población parece escandalizarle que una madre amamante a su hijo sin esconderse. Me refiero a que en la mayor parte del sistema de salud, no se respeta el acto de parir, no se respeta la necesidad de un vínculo estrecho e inmediato entre el recién nacido y su madre, ni en sus principios, ni en sus procedimientos. Me refiero a que el sistema de salud considere más “caras” y “peligrosas” a las mujeres en edad fértil, como si se tratara de una extraña minoría social… Me refiero a que una mujer, para “triunfar”, debe disimular, esconder o ignorar su maternidad.

Hoy, yo quiero saludar a mi madre y a mis abuelas. A mi suegra y a su madre. A todas las madres. Pero especialmente a mi pareja, Sol, quien trabaja activamente por ayudar a otras mujeres a informarse y elegir por sí mismas. A que no tengan miedo, ni se dejen llevar por desinformaciones respecto a su relación de amor madre-hijo. A que se atrevan a amamantar. A que permitan que su hija o hijo cambie sus vidas.

A ella mi amor y reconocimiento, por permitir que su vida se transforme. Por amar y aprender a amar tan intensamente. Por regalarme la imagen más hermosa que he visto, cada noche, madrugada o mañana, cuando nuestro chango se levanta como zombie, buscando con sus manos estiradas y ojos cerrados a su madre, y ella lo recibe en su calidez, y así medio dormido, veo cómo se le dibuja una tremenda sonrisa.

A ti Sol, mujer y madre, por trabajar tan intensamente, todos los días, por la maternidad.

—-

Texto publicado originalmente el domingo 11 de mayo de 2014 en El Magallanes/La Prensa Austral.

Anuncios

2 pensamientos en “Mamá

  1. Pingback: Mamá | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s