Home

luisomarpage

Mi mujer asegura que una vez me escuchó un grito muy agudo cuando mirábamos una “película de terror”. Yo lo he negado, y lo seguiré negando. Esto supuestamente habría sido cuando nos estábamos conociendo, así que a mi favor tengo a la ciencia evolutiva, y el postulado básico de que una hembra jamás se quedaría al lado de un proyecto de macho con semejante altura de frecuencia en la voz, ante un peligro simulado. Previsor este macho, sencillamente ya no vemos películas de terror.

Pero hay otros terrores que uno no logra evitar y que se imponen a la natural evolución. Y así me sucede con el vuelo. Estupefacto ante un ave planeando lento apenas sobre el pasto, el hombre no pudo evitar meterse con esta, la fascinación del vuelo. Imagínense el terror, la embriaguez natural de verse por primera vez arriba de este objeto que se aleja del suelo, superando estrepitosamente aquel siempre-mal-juzgado límite natural de “capaz todavía me bajo y no pasa nada”. Los objetos ahora a escala pequeña, como si se tornaran réplicas en miniatura de todo lo sabido real, y el principio más temerario de todos: la sustentación.

Siempre me fascinó el vuelo. Pero antes preferí no investigar mucho. Magia; magia es esto que permite que un A380 sea capaz de volar, y peor aun, que ya tanto no nos sorprenda. Porque en mi fascinación principal –las motos-, los misterios son de otra índole. La mecánica básica, el éxito relativo de la maquinaria, está dado por el simple hecho de que este biciclo se logre mover, logre detenerse, y nada explote en el trayecto. Pero hace un tiempo estudiaba con la mirada un helicóptero, un “Bolkow” BO-105…y viéndolo estático, cuesta pensar cómo cresta esa cosa se mantiene en el aire.

La sustentación.

Qué hermosa y temible palabra. La sustentación permitió que un monoplano Bathiat Sánchez, ostentando un motor de apenas 60 caballos de fuerza volara por sobre los sombreros puntarenenses hace 100 años. Una aeronave construida con materiales destinados hoy en día a meras maquetas de aeroplanos, y en tiempos en los que apenas se registra la existencia de tres automóviles en Punta Arenas, según don Mateo Martinic. Un aeroplano formidable, no cabe duda, y permítanme la expresión, capaz de soportar el peso de los pesados cojones de acero del piloto, Luis Omar Page, retirado entonces de la aviación militar, y de la sensatez del ciudadano común.

Ya son 100 años, y hoy la aviación civil en Magallanes tiene sin duda una cara infinitamente más desarrollada, destino forjado de la mano de una serie de personajes que apostaron bastante en estos cielos hermosos de inusual luminosidad. Tanto así, que hoy a diario en nuestra Región se conectan ambos lados del Estrecho de Magallanes, así como la Isla Navarino, y lo mismo respecto de nuestra capital con la “gran ciudad”, por vía aérea. Asimismo, la línea aérea antártica, con su homónimo angloparlado aunque origen y raigambre local dependiente de DAP, lleva a cabo más del 70% de las operaciones aéreas al Continente Blanco, nada menos que desde nuestra querida Punta Arenas.

Volar. Creo que a pesar de mi gusto por las estadísticas, nunca perderé el temor a volar, atrayéndome la maquinaria aeronáutica y sus proezas, queriendo alcanzar las lejanas tierras por esta vía que permite verlo casi todo, pero… distanciando al máximo posible las fechas en las que me subo a un avión.

Sin embargo, así como el niño que no puede evitar mirar por entremedio de sus dedos cuando se cubre los ojos ante la película que lo aterra, mi fascinación me hace soñar despierto con mi próximo vuelo.

Texto publicado originalmente el domingo 27 de julio de 2014 en El Magallanes/La Prensa Austral.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s