Home

Todo comenzó con un inocente vaso de ésos como de whiskey, pero flacos, que cayó de la mesa como si se tratara de un traidor empujón mortal hacia el acantilado, propiciado nada menos que por la cortina del costado derecho de la terraza cubierta de la casa de mis suegros.

Hubo cierto estrépito, porque no a menudo se rompe espontáneamente loza afuera en el patio, cuanto todos los que podrían cometer la torpeza están adentro de la casa. Pero no pasaba de ser una casualidad. Un pajarito habrá sido. Una ventolera repentina -aunque sería raro. O en el absoluto peor de los casos, un ratón huevón paso por encima de la mesa. Eso sería un problema grande de verdad. Un vasito chico de esos como de whiskey, que tanto, realmente, frente al drama de tener una plaga de ratones…

Pero cuando se rompió un pequeño platito de tácita para el café chico, ya quedó la grande. Es que no hacía falta decirlo: había comenzado una rebelión de las cortinas.

Imagínense, realmente, la vida de la cortina. Ábrete, ciérrate, cuélgate del ganchito ése. Quemada encima por el sol, cuando hacía de sombra. No le deseo esa vida a nadie. Hacer justicia contra una familia de humanos parecía casi justo. Pero, ¿qué vendría ahora? La cortina grande desembarazándose de sus anillos para saltar sobre mi suegro y molerlo a golpes por el suelo, mientras lo asfixia como serpiente amazónica de las películas. Las persianas saliendo disparadas de los hilos en todas las oficinas, manchando de sangre los escritorios. Sangre de abusivos jugadores de Solitario en horario laboral.

Y si se rebelan las cortinas, ¿por qué no las alfombras? Reclutando pronto a las bajadas de cama, a los chales sobre el cobertor, y no quiero ni pensarlo, a estos últimos como definitiva punta de lanza de un ataque masivo durante la noche… Si los cobertores se animan, estamos re contra fregados.

Pero, la verdad es que no volvió a ocurrir más. Acaso fue una brisa. Bueno, capaz habría que comprar algo de loza uno de estos días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s