Home

El peor daño que nos hacemos, es creernos el cuento de que no podemos hacer nada. De que todo ya está hecho, y que las cosas ya así se hacen y se harán siempre. Pero es importante darnos cuenta que no nos gustan las cosas, no nos gustan. A mí no me gustan, y según he podido recabar conversando con –francamente- cualquiera, a nadie parecen gustarles.

Pero nos olvidamos de que somos una madeja de ficciones. Un puñado de ideas preconcebidas, y una sarta de dominados por paredes de palabras. Porque las palabras son reales, y si usted ve escrito aquí que podemos, no importa que estas palabras tengan la credibilidad de un billete de tres dólares, créame hoy que podemos. Por eso yo tenía de cabro un billete de tres dólares colgado en la pieza, con la cara del Ché Guevara. Yo pensé que lo tenía colgado por la cara del Ché, pero ahora un poco más viejo y harto más crítico de Guevara, me doy cuenta de que ese billete que ya no tengo colgado, me recuerda que si se nos canta el orto, podemos hacer billetes de tres dólares.

Y cosas bastante más importantes.

Porque somos una madeja de ficciones; tan solo nos hace falta creernos buenos escritores. O no buenos, ni eso. Tan solo escritores. Anónimos y renombrados que digamos que sí se puede, y por tanto que podamos.

Tú puedes. Y yo puedo.

Lo que no podemos hacer es retirarnos a la desesperanza. Jamás. Que se congele el infierno, o se le pinchen las nubes al cielo antes de retirarnos. Comprender que en la cotidianeidad, en el pequeño acto, en la disposición y en la actitud, está la base del cambio real. Está el germen de la posibilidad.

Lo más triste de esta época, marcada por la posmodernidad, es la falta de comprensión de lo que aquello supone. Sí, estamos perdidos. Sí, vivimos con una pantalla incrustada en la cara. Sí, los medios nos manipulan -como si los medios fueran una cosa separada de todos nosotros… Y no, no sabemos quiénes somos.

Pero, ¿qué hacemos para que todo siga así, y qué hacemos para cambiarlo?

La incertidumbre y multiformidad de nuestra época es la caja de herramientas del futuro. Nuestro cuerpo sabe que necesita estabilidad, una nueva estabilidad, que no puede tener la forma de la actual porquería. Que no puede sostenerse sobre la grosera insostenibilidad de lo actual. Que no puede basarse en la desigualdad, ni erigirse sobre el desamparo de la mayoría.

La consideración por el otro no es un lujo, es una necesidad. La utopía es necesaria para saber hacia dónde avanzar, hacia dónde equivocarnos y tropezar. Y yo les propongo a todos hoy, al menos para dejar constancia, que no vayamos a caer en la desgracia de ser los huevones que no hicieron nada. Que nuestra posmodernidad tome la cara de un constructivismo radical; que aprendamos la lección que nos han dejado las violentas religiones, y las leyes más absurdas: todo es ficción, entonces redactemos una buena.

Como cuando éramos niños, y de la idea más inverosímil surgía un importante juego: Hagamos que…

———-

Texto publicado originalmente el domingo 7 de febrero de 2016 en El Magallanes/La Prensa Austral.

Anuncios

Un pensamiento en “Hagamos que…

  1. Todo cambio se inicia en los márgenes, en silencio, a veces sin tener conciencia siquiera de su significado e impacto en la historia, empieza como un murmullo, como un movimiento creativo, como voces morales, como una nueva forma de pensar y de hacer, como una critica y reformulación a los paradigmas y saberes establecidos, que va sumando adeptos de a poco, nutriéndose y nutriendo al sentido común, erigiéndose en movimiento, en discurso y acción. que hay detrás de estos movimientos tan propios del proceso evolutivo de la humanidad? forman parte de algo inexorable y necesario en la historia, será parte de una búsqueda permanente por la emancipación y felicidad humana? Será aquello el motor de la historia?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s