Home

AHN_7220

Siempre es interesante conversar con personas de otros países y culturas, para tener contacto con mundos diferentes. Cierto. Pero también es interesante el complicado ejercicio de explicar a alguien de otro país cómo funcionan algunas cosas acá. Tal vez por deformación profesional, tal vez por masoquismo, a mí me encanta hacer lo contrario a lo que parece típico cuando hablamos con alguien que viene de un “país desarrollado” del “primer mundo”: en vez de tratar de impresionarlo con que somos los jaguares de no se qué mierda, o los ingleses de Sudamérica, me gusta explicarles lo bananero que es todo esto realmente. Que frecuentemente, visitando Santiago, o tal vez incluso viviendo un año completo por aquí, con toda probabilidad experimentará una burbuja que es el contexto de una pequeña minoría de los chilenos.

La publicidad, los centros comerciales, “Sanhattan”, son una muestra poco representativa del vivir general. No es necesariamente falso. No me cuento entre quienes consideran que esa “no es la realidad”. No hay LA realidad -las experiencias de la vida y la sociedad son tremendamente diversas-, pero sí es bueno poner las cosas en perspectiva.

Por ejemplo, mi interlocutor es un joven inglés de 21 años. Está por un año entero acá haciendo una pasantía en una prestigiosa institución internacional. Me comenta, de buena fe, que le llama la atención cuánta gente sube a la micro y al metro sin pagar el pasaje, pese a que le resulta tremendamente barato su precio, haciendo la conversión a la moneda de su país y considerando las características de la red de transporte público.

Y tiene razón. El pasaje no es caro para un ciudadano inglés. Está bastante subsidiado, de hecho, y es difícil imaginar que costara menos y se logre financiar. El problema es que el ciudadano chileno no puede pagarlo. Le explico que el lugar donde él reside, Providencia, si bien tampoco es la gran maravilla, es uno de los barrios más ricos de Chile. No es más o menos rico; no, es uno de los más ricos de Chile. Que un chileno que gana un sueldo de un “palo” está dentro del 10% que más gana en el país. Lo veo sacando cuentas…

Que más del 70% de los chilenos gana menos de 500 lucas de sueldo líquido. ¡Que más de la mitad menos de 350! Y si vamos entrando en el detalle, es interesante comprender que quienes menos lucas ganan, son frecuentemente quienes más lejos viven de los centros de actividad comercial o de sus trabajos en obras o domicilios –que se concentran en los sectores ricos- , siendo quienes más horas pasan al día movilizándose, y tienen que pagar pasajes más onerosos a diario. No menos importante, resultan ser quienes más tempranos se tienen que levantar en la mañana, y quienes más horrorosamente tarde llegan a casa a ver a su familia.

Finalmente, teniendo en mano el dato de lo que a él le sale el arriendo en Providencia, le resulta fácil calcular que si 7 de cada 10 chilenses están recibiendo menos de 500 lucas al mes, estamos hablando de mucha gente que vive en estas circunstancias.

El pasaje es casi impagable, my friend, porque Chile es un país pobre. Es un país donde la desigualdad nos plantea una cruel mentira. Nuestros promedios tal vez están cerca del “desarrollo”, porque como sabe cualquiera que no odia las estadísticas, esta medida se ve odiosamente arrastrada por los valores de los extremos. Pero nuestros ingresos medianos, tanto más relevantes, son pobres. Cuesta vivir en Chile, aun cuando uno pertenece a todas luces a un estrato social estadísticamente privilegiado. Y no va a costar para la gran mayoría…

Que se paga con una tarjeta y no con dinero, qué moderno… La verdad es que todo se paga con tarjeta y no con dinero, porque no hay dinero. La gente trabaja tanto, y no hay dinero.

Será una deformación profesional, o será masoquismo, pero me satisface ver que el gringo me entiende. Que es un patético teatro el dárselas de algo que no podemos sustentar. Sin necesidad de aventurar juicios, o de comparar con cómo son las cosas en su casa, el gringo que viene del otro lado del mundo me entiende perfectamente. Qué gusto. ¿Por qué le costará tanto entenderlo a algunos compatriotas?


Texto publicado originalmente el domingo 28 de agosto de 2016 en El Magallanes/La Prensa Austral.

Cuadro: Nora Nieto del Canto

 

Anuncios

3 pensamientos en “La clase mediana

  1. Absolutamente de acuerdo, simplemente así es!!Como decía un periodista Inglés en el “South american Handbook” Chile es hijo del inquilinato…!!que triste!!!Recuerdo el personaje de “El Señor de la querencia” Buenaventura,radiografía del chileno “aspiracional”

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s